Reintegran 8 ejemplares de la vida silvestre en bosques de Puebla

Los ejemplares se encontraban en malas condiciones físicas y de salud al momento de ser recibidos

Redactado por: Staff

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) reintegró a su hábitat a ocho ejemplares de vida silvestre en el Parque Estatal denominado Flor del Bosque, ubicado en el municipio de Amozoc de Mota, Puebla, tras ser recibidos voluntariamente de un particular en las instalaciones de la Delegación de esta Procuraduría en la entidad.

 

            Personal de la PROFEPA, en coordinación con personal del Parque Estatal Flor del Bosque, llevaron a cabo el traslado de los ejemplares: 6 aves rapaces, 1 mamífero y 1 reptil, los cuales se encontraban en malas condiciones físicas y de salud al momento de ser recibidos y evaluados.

 

            Especialistas de esta Procuraduría y del Parque Estatal Flor del Bosque realizaron la valoración médica y rehabilitación física de la fauna silvestre recibida, para posteriormente reintegrarla a un área correspondiente a su hábitat natural en la Reserva Estatal Flor del Bosque.

 

            Es precisos mencionar que de las aves rapaces, dos pertenecen a la especie denominada Gavilán Cooper (Accipiter cooperi), la cual es frecuentemente capturada para ser usada en actividades de cetrería y se encuentra protegida por la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 bajo la categoría de Especie Sujeta a Protección Especial (Pr).

 

Las  cuatro restantes corresponden a Lechuzas de Campanario (Tyto alba), que son aves rapaces que se alimentan de pequeños roedores, aves, insectos, anfibios y reptiles; esta especie se distribuye en casi todo el territorio mexicano.

 

            Respecto al mamífero, se trata de un ejemplar de Tlacuache o Zarigüeya (Didelphis marsupialis), que construye su madriguera en las ramas huecas de los árboles, troncos caídos y en túneles abandonados por otros animales, cuyas crías se separan de su madre cuatro meses después de abandonar el marsupio y su vida en estado salvaje dura de dos a seis años.

 

            El reptil es una Culebra Sorda Mexicana (Pituophis deppei) que es de amplia distribución en México, habitando principalmente en las zonas de cultivo de maíz y se caracteriza por ser depredadora de roedores. Esta especie se encuentra enlistada en la NOM-059-SEMARNAT-2010, bajo la categoría de especie Amenazada (A).

 

Cabe señalar que la Reserva Estatal Flor del Bosque cuenta con una superficie de 700 hectáreas; es un lugar en el que predomina el bosque de encino y matorral, así como árboles de sabino y madroño. La biodiversidad de fauna presente en este ecosistema se compone de tlacuaches, lagartijas de collar, escorpiones, víboras de cascabel, aguilillas cola roja, garzas nocturnas, zopilotes, lechuzas de campanario, búhos, palomas huilotas y palomas  de ala blanca.

 

Con estas acciones, la PROFEPA refrenda su compromiso para la conservación y protección de los recursos naturales y de la vida silvestre.