Premio Tyler por Logro Ambiental 2017 a José Sarukhán

Como ganador del Premio Tyler, Sarukhan recibirá $200,000 en efectivo y se suma a la lista de laureados que incluye a Jane Goodall y a E.O. Wilson

Redactado por: Staff


El Comité Ejecutivo del Premio Tyler otorgará el Premio Tyler por Logro Ambiental 2017 al Profesor José Sarukhán, pionero ecólogo mexicano, por sus contribuciones científicas a los campos de la diversidad biológica y del fortalecimiento institucional.
En un momento cuando las selvas húmedas estaban en peligro crítico debido a la deforestación extensiva, el presidente mexicano Carlos Salinas recurrió a Sarukhán para pedirle consejo acerca de cómo mostrar a la comunidad global que el país valoraba sus recursos naturales.
Como respuesta, Sarukhán ideó una institución del gobierno federal enfocada exclusivamente en la biodiversidad - una de las primeras en su tipo en el mundo. Fue conocida como la CONABIO, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad.
Ahora, en su 25º aniversario, la CONABIO gestiona la que es considerada la mayor base de datos de biodiversidad nacional accesible electrónicamente en el mundo, con más de 11.2 millones de especímenes. La CONABIO es una Comisión intersecretarial (abarca 10 secretarias federales) que adquiere conocimiento y da forma a políticas de conservación y el uso sostenible de la riqueza natural de México.
Este enfoque integrado de la conservación ha demostrado ser tan exitoso que el consejo asesor del Presidente Obama recomendó que fuera usado como modelo para los Estados Unidos.
La Presidenta del Comité Ejecutivo del Premio Tyler, Julia Marton-Lefèvre, dijo que Sarukhán estaba siendo reconocido por identificar un problema científico y crear una solución que fue insertada en las leyes y regulaciones de su país, a través de instituciones fuertes.
"Como científico de primer nivel en el mundo - Sarukhán publicó en todas las revistas científicas más reconocidas y obtuvo los mayores galardones a los que todo científico aspira. Pero sabía que 'buscar conocimiento por el mero conocimiento' ya no era suficiente, y que salvar la biodiversidad en los ecosistemas de México requeriría mucho más que ciencia excelente.
Pocos científicos podrían convencer a un Presidente de encontrar el presupuesto para una agencia para el integración del conocimiento para la conservación de nivel federal - pero Sarukhán lo logró, y debido a eso, los ecosistemas de México ahora tienen una supervisión institucional que protege activamente su biodiversidad.
Sarukhán se ha asegurado de que su ciencia llevara a soluciones prácticas que están cambiando la vida de la gente y cambiando la forma en que el medio ambiente puede ofrecernos un hogar para el futuro", dijo Marton-Lefèvre.
Como ganador del Premio Tyler, Sarukhan recibirá $200,000 en efectivo y se suma a la lista de laureados que incluye a Jane Goodall y a E.O. Wilson.
Sarukhán dijo sentirse "honrado y humilde" ante el Premio, y atribuyó su responsabilidad social a sus mentores, el eminente biólogo Arturo Gómez-Pompa (también laureado con el Tyler) y el botánico Efraim Hernández Xolocotzi. En la década de los 70, ambos mentores estuvieron entre las voces más efectivas en la crítica a la deforestación gubernamental de las selvas húmedas. Esa experiencia fue formadora para Sarukhán, y lo ayudó a entender que la ciencia era 'algo por lo que había que luchar'.
"Los científicos deben hacer que la gente tenga conciencia de las implicaciones que la investigación tiene en las áreas que los rodean y sobre su propia salud. Creo que el mundo académico tiene un contrato con la sociedad de alzar la voz si la información no está siendo usada de la forma debida - quizás debido a razones políticas o económicas. Sé que no todo el mundo tiene la disposición para hacer ese tipo de trabajo, pero si uno siente que puede ejercer este papel, que puede ser llamado activismo o política, creo que uno tiene que ejercerlo", dijo el Profesor Sarukhán.
Como coordinador nacional de la CONABIO, Sarukhán ha trabajado con cinco administraciones presidenciales distintas de ambos lados del espectro político - un papel que con frecuencia ha requerido que defienda la biodiversidad como una prioridad nacional.
"Los científicos deben defender un principio fundamental: la humanidad no puede avanzar si los gobiernos pretenden no conocer, o no basarse sobre, los hechos y la ciencia".
Harold Mooney, ganador del Premio Tyler en 2008 y Profesor de Biología Medioambiental en la Universidad de Stanford, dijo que Sarukhán es un extraordinario líder científico y estadista.
"Él fue uno de los primeros académicos en reconocer la importancia de crear un enlace entre las políticas de conservación y desarrollo con base en conocimiento científico".
El Profesor José Sarukhaán será honrado en la Ceremonia de Premiación en Washington DC el 4 de mayo. Previamente, ese mismo día, dará una conferencia especial y participará en un panel de discusión.