Rescata Profepa ejemplares de Halcón Cooper y Venado Cola Blanca en Coahuila.

Una vez rescatado el ejemplar, los inspectores federales de esta Procuraduría trasladaron al ejemplar con el médico veterinario para su valoración

Redactado por: Staff

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) rescató un ejemplar de Halcón de Cooper (Accipiter cooperii) y un Venado Cola Blanca (Odocoileus virginianus), en el estado de Coahuila.
En atención a una llamada ciudadana, personal de la Delegación de la PROFEPA en el estado participaron en el rescate del Halcón Cooper, el cual se encontraba herido en las áreas verdes del fraccionamiento Los Molinos, ubicado en la ciudad de Saltillo.
Una vez rescatado el ejemplar, los inspectores federales de esta Procuraduría trasladaron al ejemplar con el médico veterinario para su valoración, donde se observó que presentaba un golpe en la cabeza, posiblemente por haber chocado con algún árbol al andar en la cacería de alguna ave.
Por lo anterior, la PROFEPA llevó a cabo la evaluación correspondiente y determinó que el estado físico del ejemplar estaba en buenas condiciones y procedió a su liberación en el mismo fraccionamiento donde fue encontrado.
En una segunda acción, la PROFEPA en coordinación con personal de la Secretaría de Medio Ambiente (SEMA) del estado de Coahuila y Bomberos de Saltillo, rescató y liberó un ejemplar de Venado Cola Blanca.
Dicha acción se llevó a cabo en atención a una llamada telefónica, donde se reportó que el ejemplar se encontraba en el patio de una vivienda de la colonia Misión Cerritos, ubicada cerca del Área Natural Protegida Sierra de Zapalinamé, en la ciudad de Saltillo.
Posteriormente, el ejemplar de vida silvestre fue trasladado a las instalaciones de la SEMA para una mejor revisión, observación y diagnóstico de éste, a fin de determinar la viabilidad para su liberación.
El animal fue sedado para revisarlo y así se pudo determinar que era un macho juvenil de 39 kilogramos y se encontraba en buen estado físico para su liberación.
Por lo anterior, se procedió a liberarlo en el área conocida como "Cañón de San Lorenzo" dentro del Área Natural Protegida Sierra de Zapalinamé, donde el ejemplar podrá tener la oportunidad de reintegrarse a la población de su especie que se distribuye en esa zona.