Día Mundial de Internet: apropiación social en México

Las tecnologías de información y comunicación (TIC) —entre ellas Internet— han transformado la manera en que las sociedades funcionan

Redactado por: Staff

Para un sector de la población mexicana, es común que sus actividades cotidianas giren en torno a Internet, desde la búsqueda de información con fines educativos y laborales, de comunicación, por compras o entretenimiento.
Al segundo trimestre de 2016, 59.9 por ciento de la población mexicana de más de seis años se declaró usuaria de Internet, en tanto que 47 por ciento de los hogares tenía una conexión a la web, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), a propósito del Día Mundial de Internet, que se celebra el 17 de mayo.
Las tecnologías de información y comunicación (TIC) —entre ellas Internet— han transformado la manera en que las sociedades funcionan, han generado nuevos modelos de comunicación, negocios, de educación y trabajo, la manera en que las personas se relacionan y han impulsado oportunidades de bienestar social de la mano del desarrollo tecnológico.
Para el maestro Felipe Delgado Castillo, consultor del Laboratorio de Apropiamiento de Tecnologías de Información y Comunicación (Laptic), la apropiación de las TIC tiene tal impacto que es preponderante el diseño e implementación de políticas públicas encaminadas al desarrollo de las naciones.
Para el caso de México, donde el acceso a Internet se asocia de manera importante al nivel de estudios (nueve de cada diez personas con escolaridad de licenciatura o posgrado incorporan el uso de Internet a sus actividades habituales), las políticas públicas deberían enfocarse en programas que sean pertinentes a las necesidades locales y nacionales.
Es por ello que en el Centro de Investigación e Innovación en Tecnologías de la Información y Comunicación (Infotec) llevan a cabo líneas de investigación cuyo objetivo es entender los factores que faciliten la apropiación social de las TIC en tres ámbitos: sociedad, salud y territorio, este último haciendo referencia a las ciudades inteligentes.
El especialista de Infotec detalla a la Agencia Informativa Conacyt que el propósito de estos trabajos no solo se centra en la generación de conocimiento, sino que es prioritario llevarlo a la práctica de manera integral a través del diseño e implementación de modelos y metodologías de intervención en ámbitos locales.
“En el Laptic queremos que sea investigación aplicada; que podamos posibilitar el diseño de prototipos de desarrollo tecnológico alrededor de Internet en esos tres ámbitos, y que a partir de estas investigaciones se puedan emitir recomendaciones de política pública en cuestiones de medicina preventiva, de atención a la salud, de combate a la pobreza o disminución de la desigualdad, de habilidades digitales y alfabetización digital, entre otros grandes problemas”, refirió.
El proyecto Gen Digital es un ejemplo de este propósito, el cual fue aplicado para impulsar la transferencia de habilidades digitales a adultos mayores de 40 años por parte de jóvenes, quienes pueden ser facilitadores del aprendizaje y porque representan el sector de la población que utiliza Internet con mayor regularidad (85 por ciento).
Apropiación social de las TIC
En entrevista, Delgado Castillo señala que la apropiación social va más allá del acceso a las tecnologías de información y comunicación y a la transferencia de conocimientos técnicos, debido a que tiene que ver con la práctica individual o social del uso de estas tecnologías, así como de los tipos de usos y el valor que se les otorga.
“La apropiación de Internet no es un fin en sí mismo, sino que es un medio que abre la posibilidad de que las personas se desarrollen personal y profesionalmente, tanto a nivel individual como colectivo, en proyectos de expresión, de participación o de organización”, explica.
En ese sentido, asevera que los esfuerzos gubernamentales que se realizan en torno a la apropiación social e integral de las TIC deben tomar en cuenta necesidades particulares y sociales de los grupos a los que están dirigidos. Tal sería el caso del programa México Conectado, que no solo se centre en el incremento de la conectividad en el territorio nacional, sino que incluya proyectos de innovación en los que se aproveche el acceso a Internet para nuevos proyectos de negocios o para hacer más productivos los ámbitos educativos, sociales, económicos o gubernamentales.
Refiere que en ese rubro, Infotec realiza investigación antropológica que ha documentado los retos que subsisten a nivel micro para que las personas puedan apropiarse de las TIC, y “lo que se ha encontrado es que no hay una sola manera de acercar Internet a las personas, sino que intervienen factores culturales, políticos, de infraestructura o de asequibilidad”.
En ámbitos rurales, detalla, en los que no hay acceso generalizado a Internet y que se piensa que no lo utilizan, ya están empleándolo para comunicarse con familiares en otros territorios o para hacer transferencias bancarias, por lo que se abren grandes oportunidades para que la red sirva como un catalizador de desarrollo económico y de participación social.