Durante operativo frontera sur, Profepa y Gendarmería implementaron acciones contra tala y tráfico ilegal de especies

Decomiso de cerca de 50 ejemplares de vida silvestre: tortugas, cocodrilo, cotorras, pericos, loros y orquídeas

Redactado por: Staff

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y la Gendarmería Misión Ambiental, durante la implementación del Operativo Frontera Sur 2017, aseguraron casi 2 mil 500 metros cúbicos de madera, más de dos toneladas de carbón vegetal y vehículos.
También decomisaron cerca de 50 ejemplares de vida silvestre: tortugas, cocodrilo, cotorras, pericos, loros, orquídeas e incautó pieles, cornamentas, además de carne de venado, pecarí, armadillo y cocodrilo.
Como parte del combate de la tala de especies forestales y extracción ilegal de especies de fauna y flora silvestre, la PROFEPA dispuso de 70 inspectores federales, adscritos a las Subprocuradurías de Recursos Naturales e Inspección Industrial, con el apoyo de 210 elementos de la Gendarmería - Misión Ambiental.
El Operativo Frontera Sur 2017 comprendió los estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, en los cuales se estableció, durante cinco días continuos, vigilancia permanente en las Áreas Naturales Protegidas del Sureste del país.
Las acciones fueron encaminadas a atender las principales zonas de tala, caza furtiva y tráfico de especies de vida silvestre, además de combatir el tráfico ilegal internacional de las mismas.
El operativo consistió en 108 acciones: 35 filtros de revisión al transporte de materias primas forestales, productos y subproductos de vida silvestre; 39 recorridos de campo en zonas de alto índice de tala clandestina y caza furtiva; además de 23 inspecciones a Centros de Almacenamiento y Transformación (CAT) que operan irregularmente, 5 inspecciones a predios y 4 inspecciones a Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA).
Igualmente, 9 acciones en materia de Inspección Industrial, donde se revisaron 124 contenedores de madera para exportación en el Recinto Fiscal Portuario de Progreso, Yucatán.
Por otro lado, la inspección y vigilancia permitió el aseguramiento de: 2,492 m3 de madera (170.7 m3 rollo y 2,321.7 m3 en escuadría) de especies tropicales como Caoba(Swietenia macrophylla), Granadillo (Dalbergia sp), Chicozapote (Manilkara zapota), Tzalam(Lysiloma sp.), Machiche (Lonchocarpus castilloi), Katalox (Swartzia cubensis), Mangle blanco(Laguncularia racemosa), Pino (Pinus sp) y Cedro rojo (Cedrela odorata), éste último considerado en riesgo, además de ser codiciado en el mercado asiático.
También se aseguraron 2 mil 053 kilos de carbón vegetal; 488 folios forestales (remisiones y reembarques por uso indebido) y tres vehículos (dos camiones rabones y un camión de redilas).
Respecto a la vida silvestre, se rescataron 47 ejemplares: 27 Quelonios, 1 Cocodrilo, 1 Loro, 6 Cotorras, 3 Pericos y 9 Orquídeas; entre los que destacan: Cotorra cucha (Amazona autumnalis), Cotorra guayabera (Amazona albifrons), Perico azteca (Aratinga nana) Tortuga hicotea (Trachemys scripta venusta), Loro cabeza amarilla (Amazona oratrix).
Asimismo, 42 subproductos de vida silvestre (pieles y cornamentas de mamíferos silvestres) y 28.8 kg de subproductos de vida silvestre (carne de venado, pecarí, armadillo y cocodrilo).
La vigilancia y atención de la denuncia se centró en 6 Áreas Naturales Protegidas de jurisdicción federal: Calakmul, en Campeche; La Encrucijada y El Ocote, en Chiapas; Bala’an K’aax, en Quintana Roo; Pantanos de Centla, en Tabasco; y Ma´ax Yetel Kooh, en Yucatán.
También se realizó la reubicación de 8 ejemplares de Manatí (Trichechus manatus) en la zona de las playas de Catazajá, en el estado de Chiapas, zona colindante con el estado de Tabasco.
Como medidas de seguridad, se impusieron las siguientes acciones: la clausura a 8 Centros de Almacenamiento y Transformación de Materias Primas Forestales; la suspensión de 4 Predios con aprovechamiento forestal irregular y de 1 Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA), así como la puesta a disposición de 5 personas ante el Ministerio Público Federal.
Con este tipo de operativos conjuntos con la Gendarmería, la PROFEPA refrenda su compromiso con la protección de los bosques, la fauna y flora silvestre, a fin de contribuir a la preservación de la biodiversidad mexicana que se estima en más de 100 mil especies conocidas de plantas, animales, insectos y hongos.