¿Eutanasia?…Cuál es la decisión correcta…

Decisión muy difícil para aplicar a unos seres que queremos mucho y que duele desprendernos de ellos, sin embargo, es una decisión que debemos tomar a tiempo

Redactado por: Staff

Félix, Chinipú, Fígaro y Blas, cada uno en su momento, tuvieron una vida feliz al lado de su humano, quien los prodigó de muchos cuidados y mimos, sin embargo, a cada uno, le llegó una enfermedad inesperada que fue terminando poco a poco con su salud, hasta dejarlos postrados en una camita, sin poder moverse, esperando un desenlace fatal.
Félix fue un gato que vivió 15 años, al final de su vida padeció insuficiencia renal, enfermedad incurable, que desgraciadamente es imposible parar; Chinipú era un perrito que sufrió un infarto del cual ya no quedó bien, también tenía 15 años; Blas era una coneja y tenía 8 años, le dolía el estómago y no le podía quitar, y Fígaro era más joven tenía 1 año, pero nació con su enfermedad peritonitis contagiosa, y lo más que le dieron de vida fue 6 meses.
¿Qué hacer, esperar que muera y sufra mucho dolor? ¿O aplicarle la eutanasia?
Decisión muy difícil para aplicar a unos seres que queremos mucho y que duele desprendernos de ellos, sin embargo, es una decisión que debemos tomar a tiempo.
En entrevista con Prensa Animal, la etóloga Claudia Edwards explica qué es eutanasia y qué es darle muerte a un animal, y en qué momento se debe aplicar, “primero es necesario distinguir entre matar y eutanasiar, cuando el animal está sano y le quitas la vida es matar, pero si el animal está enfermo bajo la condición de una enfermedad terminal , de un sufrimiento agónico, de un sufrimiento que no puede ser tratado de tipo convencional y le ayudas a bien morir, es eutanasia (Eu que significa bueno, tanasia que es muerte)
Precisa que se puede distinguir de matar al animal cuando se debe para que ya no sufra bajo las condiciones de compasión y hacerlo antes o después es la parte más complicada para una persona, pues es decidir cuándo es el momento correcto.
Afirma que cuándo estamos decidiendo cuando es el momento correcto para aplicar la eutanasia se le llama ortotanasia y cuando no es el momento correcto se le llama distanasia.
Claudia Edwards dijo que en el caso de los animales de compañía, sean perros o gatos es muy complicado por que no “queremos ver sufrir al animal, pero lo queremos mucho, y es una situación muy difícil que se tiene que tomar junto con el Médico Veterinario, ya que él dirá cuál es pronóstico clínico del animal”.
Por ejemplo, dijo que en el caso de los perros, si tiene insuficiencia renal, en donde al animal ya no le podrán funcionar sus riñones o si tiene cáncer y ver cuál es el sufrimiento que está presentando, y es más fácil identificar por qué son más abiertos a avisar que tiene dolor, además que los entendemos más.
En cambio con los gatos, explica es más difícil porque ellos tienen el dolor más silencioso, y la gente no nota el sufrimiento.
La etóloga afirma que cuando el veterinario ya nos dio un diagnóstico reservado tenemos que seguir los siguientes pasos:
1.- Ponernos en sus zapatos.- Saber qué es lo que le gusta más, salir a pasear, qué comer, y observar su actitud, si quiere pasear , si quiere comer o por el contrario, ignora sus juguetes, ya no quiere salir, si llora porque algo le duele
2.- Ver si tiene un día malo: forzarlo a comer, no quiere salir a pasear, se orina sobre sí mismo y no tiene interés en que lo acaricien
3.- Tener un calendario: poner palomitas a los días en que el perro o el gato la pasan bien y taches a los días que la pasan más
Si hay más palomitas en el calendario, hay buena calidad de vida, sin embargo el día que veas más tachecitos , entonces sabes que el animal ya no tiene calidad de vida, que está sufriendo y que lo mejor que puedes hacer por él es ayudarlo a que no sufra más, “no tiene por qué morir con un sufrimiento terrible y que no es capaz de expresarlo”.
Afirma que con esta técnica se puede tener una claridad cuantitativa para poder tomar una decisión, “por compasión y amor al animal, dejar que muere en la noche , solo, que no pueda respirar, es cruel”.
Recomienda que si se decide hacer la eutanasia se haga en casa, que no vayan a la clínica, por que además no les gusta, y que esté su familia, en su camita, que lo abracen, y si hay otros animales, es necesario que se den cuenta para que su duelo lo vayan llevando de la mejor manera.
De esta forma ayudamos a nuestro animal de compañía a trascender hacia al arcoíris de la mejor manera, tanto para él sin el menor dolor posible y para que nosotros también no tengamos remordimientos sobre hacer lo correcto, pero recuerda siempre consulta con tu veterinario o acude a un etólogo..