El Museo Diego Rivera monta exposición que hurga en lo recóndito del ser humano

Monstruosismos y nueva figuración reúne obra de Rivera, Cuevas, Felguérez, Galán, Orozco, entre otros, que se aleja de representaciones clásicas para expresar otras realidades

Redactado por: Staff

Como una continuación de la muestra Monstruosismos exhibida el año pasado en el Museo de Arte Moderno (MAM), el Museo Mural Diego Rivera presentará a partir del miércoles 14 de junio Monstruosismos y nueva figuración.
“Se podría decir que es la segunda parte de la exposición integrada por obra que no se presentó en el MAM, para continuar con la reflexión de lo que se llamó monstruosismo o nueva figuración”, explicó Luis Rius Caso, director del Museo Mural Diego Rivera.
Se trata de 43 piezas pictóricas y escultóricas, la mayoría provenientes del acervo del MAM, de artistas como Diego Rivera, José Luis Cuevas, Manuel Felguérez, Julio Galán, Rafael Coronel, Vladimir Russakov, José Clemente Orozco, Karel Appel, Henri Cartier Bresson y Arnold Belkin, entre otros.
“Después del horror de la Segunda Guerra Mundial surgió una necesidad de definir de manera diferente al ser humano. Los artistas se alejan de las representaciones clásicas de belleza y de los retratos que son alquilados o pagados en los que las personas salen como si fueran muy honorables”, expresó el historiador.
Por lo tanto, dijo, el monstruosismo o nueva figuración propone ir en contra de representaciones falsas y naturalistas para representar el interior del ser humano.
Y es que el monstruosismo artístico que se propagó por los principales foros internacionales desde mediados de siglo XX, tiene como principal objeto de análisis a la condición humana: al monstruo interior que se esconde en nuestra pulcra apariencia “humanista”.
Recordó que la nueva figuración tuvo un auge importante en América Latina entre los años cuarenta y ochenta del siglo pasado con representantes como José Luis Cuevas, Rafael Coronel, Francisco Icaza, Artemio Sepúlveda y Luis Felipe Noé.
“Es un arte marcado por la guerra fría, político pero no panfletario que afirma la subjetividad del ser humano, el interior del cuerpo hacia afuera”.
De acuerdo con Luis Rius las obras se caracterizan por una descomposición de figuras y su estilización, además de una caricaturización.
“La nueva figuración tiene una herencia expresionista muy gestual, de pintar figuras reconocibles pero no naturalistas o icónicas, por lo que en ocasiones se va a lo abstracto y al expresionismo”.
Sobre cómo apreciar este tipo de obras, el director del recinto museístico señaló que hay que tomar en cuenta que los artistas buscan sorprender y provocar un poco de repulsión aunque sean obras muy estéticas, ante la deformidad y exageración de la figura.
“Después hay un tercer momento en que se entiende la propuesta y se simboliza. Se convierte en un arte muy intelectual que dice: trata de leerme y entender por qué si tengo un rostro humano más o menos reconocible estoy en este contexto”.
Sobre la relevancia de mostrar este tipo de exposición en el Museo Mural Diego Rivera, Luis Rius Caso consideró que las obras de alguna manera tienen que ver con Diego Rivera (1886-1957), pues, por ejemplo, en la obra Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, el muralista caricaturiza a algunos de los personajes.
Así, aparecen las deformaciones que el pintor practicó en los retratos de personajes históricos como Agustín de Iturbide, Antonio López de Santa Anna y la figura presidencial del extremo derecho.
Entre las piezas destacan Las Meninas caribeñas de Vladimir Russakov, Ciencia y alcohol de Jazzamoart y Ahocardo no. 25 de José Manuel Schmill.
Monstruosisimos y Nueva Figuración se presentará a partir del miércoles 14 de junio y hasta el domingo 17 de septiembre en el Museo Mural Diego Rivera, ubicado en calle Balderas y Colón, col. Centro. De Martes a Domingo de 10:00 a 18:00 horas. Domingos, entrada libre.