Cacería de brujas en contra de perros callejeros en Toluca

Ahora el gobierno de Toluca arrancó una campaña de odio en contra de perros en la calle, los cuales son llevados a los antirrábicos y donde su destino es la muerte, señala Defensoría Animal

Redactado por: Staff

Con furia, más que con acciones de gobierno, inició en la zona norte de Toluca una cacería de brujas en contra de perros que se encuentren en la calle, esto debido a que en días pasados se reportó que un grupo de perros ferales atacó y mató a un joven, comentó Emmanuel Pedraza Reyes, Director General Defensoría Animal A.C.

Ahora el gobierno de Toluca arrancó una campaña de odio en contra de perros en la calle, los cuales son llevados a los antirrábicos y donde su destino es la muerte, sin embargo, esto no soluciona el problema de fondo, pues tampoco se ha capturado a los perros ferales, los cuales no se dejan atrapar tan fácilmente, señaló Emmanuel Pedraza.

Agregó que en el municipio están distorsionando la información bajo una campaña de odio y falsa propaganda, provocando que la población actué con odio en contra de los animales y contra los protectores de los mismos.

“Sin embargo- indicó- las agrupaciones protectoras de animales ya habían denunciado que había reportes s de perros ferales en la zona, pero el municipio no había hecho nada porque no podían atrapar a este tipo de perros, es lógico dicen defensoría animal, pues los ferales no se dejan atrapar como cualquier otro perro”.

Ante esta situación los protectores de animales llaman al gobierno y a la población a no actuar con odio desmedido contra los animales, sino actuar en el fondo del problema que es el abandono y trato irresponsable que se le da a los animales, los cuales hoy se han convertido en ferales.

Según testimonios de la población el joven que murió a consecuencia del ataque de los perros ferales fue Cristian Armando Ortega Cruz de 25 años, quien dejó huérfanas a dos niñas.

También habitantes indican que los habitantes ya habían realizado varias denuncias ante el ministerio público de la presencia de jaurías.