Activistas de Tijuana protestan frente a instalaciones de empresa que maltrata gallinas en jaulas

Esta no es la primera acción que realiza para que la empresa mexicana de pastas que también produce y exporta al país vecino Estados Unidos

Redactado por: Staff

Activistas de la organización internacional Igualdad Animal se manifestaron afuera de las instalaciones de la fábrica de la empresa Pagasa para pedir que acabe con el maltrato animal que supone su cadena de suministro de huevo.
“Nos parece imposible que una empresa como Pagasa haga oídos sordos a las peticiones de sus consumidores para eliminar de sus líneas de suministro el huevo que proviene de gallinas sufriendo en miserables jaulas”, dijo Marbella Fernández coordinadora de campañas corporativas de la conocida asociación.
Con carteles que mostraban imágenes de gallinas en terribles condiciones le exigían a Pagasa dejar de financiar la crueldad que suponen las jaulas en la industria del huevo para millones de gallinas.
“Al principio pensábamos que los directivos de Pagasa no sabían lo que hay detrás de cada huevo proveniente de jaulas de batería, así que acudimos a ellos y les mostramos cómo las gallinas viven, cómo son incapaces de siquiera extender las alas, que padecen una muerte agónica al morir por osteoporosis e infecciones respiratorias. Pero no fue suficiente. No resulta importante para Pagasa la crueldad animal.” aseguró la coordinadora.
Esta no es la primera acción que realiza para que la empresa mexicana de pastas que también produce y exporta al país vecino Estados Unidos. La organización declara haber intentado por todos los medios que Pagasa escuche y actúe acorde a los valores que dice tener.
“Pagasa incluso ha dejado de lado que el estado de California en Estados Unidos tiene ya prohibida la venta de huevos de galinas criadas en batería y que es ahí donde su producto tiene como primer punto de exportación. Retardar lo inevitable es aún peor, pues existe dolo en la negativa”, señaló Fernández.
Los activistas presentes en la protesta permanecieron poco más de una hora y aseguraron que Igualdad Animal no descansará hasta acabar con las jaulas.