Federación Canófila Mexicana al publicar desplegados demuestra desesperación ante pérdida de privilegios

Nadie les niega su derecho al trabajo. Porque en su mayoría los veterinarios cobran sus servicios por todos los animales que reciben tanto de particulares como de protectoras y rescatistas, sus mejores clientes

Redactado por: Laura Quintero Periodista y escritora

Cuando está por publicarse la Ley de Protección Animal que entre una de sus funciones tendrá el registro de los animales de raza. Actividad que hasta hoy mantiene en exclusiva la Federación Canófila Mexicana. Por segunda ocasión publican un desplegado solicitando que no se promulgue la Ley, argumentando que vulnera la libertad del empleo. Cuando en realidad con esta Ley se le acaba el negocio de los registros y la protección a los criadores.
Qué lástima que los médicos veterinarios zootecnistas antepongan sus intereses, al bienestar de los millones de animales que por irresponsabilidad de sus dueños deambulan por la ciudad de México, donde son maltratados sin misericordia ni piedad ante un ser sintiente.
Nadie les niega su derecho al trabajo. Porque en su mayoría los veterinarios cobran sus servicios por todos los animales que reciben tanto de particulares como de protectoras y rescatistas, sus mejores clientes. Y en muchos casos cautivas. Muestra de que son quienes más demandan de sus servicios. Que han surgido muchas “clínicas patito” que sin tener el título ni los conocimientos se atreven a recetar a los peludos. Con las devastadoras consecuencias. ¿O me equivoco?
Cuando mencionan que esta Ley “lejos de ofrecer una solución a la problemática del abandono, representaría conflictos y se convertiría en letra muerta”, me dan pena porque demuestran una actitud desesperada ante la pérdida de los privilegios, de que han gozado durante décadas. Porque la Federación Canófila Mexicana no es una institución de protección a los animales, es una comercializadora de animales, que beneficia a los criadores. ¿O no?
Los verdaderos animalistas, quienes dan todo por rescatar a los animales del maltrato muchas veces se quedan sin comer por pagar los gastos de sus rescatados. ¿Ustedes cuándo? Lamentablemente hay que reconocer que para ustedes solo cuentan los animales de raza. Que desafortunadamente, también son abandonados. Y lo demostraron en el evento organizado por el Gobierno de la Ciudad, cuando al hacer una demostración de entrenamiento, solicitaron que se retirara a los animales criollos. Si eso, no es discriminación, para qué participaron si sabían que llevarían a peludos criollos. ¿O van a negarlo?
Los animalistas y protectores de animales le solicitamos al Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera que quien dirija la Agencia Animal no tenga nada que ver con la Federación Canófila Mexicana, porque entonces dejaría la iglesia en manos de Lutero. Porque perdería el sentido de protección y bienestar para los millones de animales con que concebida esta Ley. Ojalá.