Alistan la exposición Radicales libres. Vlady y el exilio español

Un total de 11 artistas, entre quienes se hallan Octavio Moctezuma, Cecilio Baltazar y Arturo Lazcano, exponen al del creador de origen ruso Vladimir Kibalchich, vinculados pro los temas exilio y libertad

Redactado por: Staff

El trabajo de 11 artistas influidos por los temas exilio y libertad se reúne al lado de obras del creador de origen ruso Vladimir Kibalchich Russakov, mejor conocido como Vlady, en la muestra Radicales libres. Vlady y el exilio español, que se inaugurará este martes 27 de junio en la Galería Hamburgo.
Vlady uno de los grandes pintores de la segunda mitad del siglo XX, cuya obra forma parte del patrimonio cultural de México, y parte de su quehacer artístico se exhibirá junto con el de artistas de los cuales fue mentor como Octavio Moctezuma, Cecilio Baltazar, Arturo Lazcano, Roberto Rébora, Pablo Rulfo, y el recientemente fallecido Víctor Salomón. Por el lado del exilio español están el Dr. Arturo Angulo y Julio Ferrá, que se entrelazan con el arte urbano y la gráfica contemporánea del joven mexicano Julián Madero.
“Un artista exiliado ha sido arrancado de su raíz y es por ello radicalmente libre. La propia ideología que contiene la obra ha perdido de este modo su origen patrio, la relación con el lugar donde habrían estado sus raíces, su padre y sus antepasados (pater, patris). La pérdida de ese enlace le convierte en lo que, atómicamente, se denomina un radical libre”, escribe en el texto de presentación Ernesto Zavala, curador de la muestra, para referirse al vínculo que une a estos artistas.
El escritor Víctor Serge y su hijo Vlady, llegaron a México en 1943 y se integraron a la vida cultural del exilio español. Entre los amigos más cercanos del joven ruso se encontraban Héctor Xavier y Joseph Bartolí con quienes compartió un interés por el dibujo como medio de relato autobiográfico en aquella época. Las experiencias comunes, la guerra, los campos de concentración, el exilio, la vida cotidiana, los paseos al interior de México, eran compartidas y expresadas en un dibujo que influyó de manera directa en Alberto Gironella y José Luis Cuevas.
Tanto los trazos como las ideas de alguna manera fueron el campo de cultivo que detonó el movimiento de ruptura. No es una casualidad el que la primera exposición individual de José Luis Cuevas fue en la Galería Prisse, fundada en 1952, y que se ubicaba en la calle Londres No. 163, donde precisamente Héctor Xavier y Vlady tenían su estudio. La Galería Prisse, piedra de toque de la Ruptura, estaba localizada en la Zona Rosa, llamada alguna vez el Montmarte mexicano, y que ha sido punto de encuentro de intelectuales, sitio de vida nocturna y uno de los principales espacios mundiales para la diversidad.
La mayor parte de los dibujos de aquella época se encuentran dispersos, pero su resonancia es posible visualizarla ahora en la exposición Radicales libres. Vlady y el exilio español, que se inaugurará este martes 27 de junio a las 19:00 horas en la Galería Hamburgo No. 43, en la colonia Juárez, Zona Rossa
“México fue el terreno (biotopo) donde hubo una fertilización cruzada de la obra de los artistas exiliados, entre los que el dibujo es uno de los rasgos más distintivos”, explica en el texto de catálogo Ernesto Zavala, y añade que mediante el arte se regeneraron aquellos enlaces perdidos y la memoria volvió a trazar sus mapas desde una hoja de papel, para luego apropiarse de los caballetes y muros, pero haciendo del dibujo un medio crucial. Obras fuertemente expresivas, narrativas rebeldes, que en los años posteriores posibilitarían la Ruptura y cuya influencia es rastreable incluso en los fanzines de las nuevas generaciones.