CONANP capacita a la Policía Federal en materia ambiental en el Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam

Con apoyo de la Coordinación Estatal de la Policía Federal de Quintana Roo se trazará una ruta de acción en colaboración con la Gendarmería

Redactado por: Staff

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) capacitó a elementos de la Policía Federal, para atender los delitos ambientales en la Península de Yucatán. Tras estas acciones, se iniciaron los primeros recorridos dentro de esta Área Natural Protegida (ANP), ubicada en el estado de Quintana Roo.
Esta labor permitió a la CONANP y elementos tanto de Gendarmería como de la Coordinación Estatal de Quintana Roo, trazar un plan estratégico para evitar la construcción irregular en Áreas Naturales Protegidas y hacer frente a los delitos ambientales como la tala de manglar.
El Comisionado Nacional, Alejandro del Mazo, reiteró que la preparación de los elementos policiales en materia ambiental es fundamental, pues con ello se da continuidad y certeza a las acciones de protección y conservación.
La capacitación a los elementos de la Gendarmería y los recorridos llevado a cabo, forman parte de los resultados del convenio firmado entre la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Comisión Nacional de Seguridad, que estipula la colaboración institucional para llegar a disminuir y prevenir delitos ambientales en las Áreas Naturales Protegidas.
Holbox que en lengua Maya significa “hoyo negro”, forma parte del Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam, donde se pueden encontrar especies animales como los flamencos rosados (Phoenicopterus ruber), el Pelícano Blanco (Pelecanus erythrorhynchos), el charran mínimo (Sterna antillarum) y el águila pescadora (Pandion halaieuts). Asimismo tres especies de manglar y palmas como el Chit, Nakax y Ciricotes entre otras especies.
La isla grande de Holbox tiene al norte una extensión 24 km de playa donde anidan cuatro especies de tortugas marinas, predominando la tortuga de Carey (Eretmochelys imbricata), mientras que al sur de la isla la vegetación es de manglar.
Cuenta con un clima tropical, lo que permite desarrollar diversas actividades turísticas, pesqueras y en menor escala las artesanales. La Laguna de Yalahau o Conil, sirve de hábitat a numerosas especies marinas como los delfines, manatís y cocodrilos.
Además sirve como sitio de reproducción, nacimiento y desarrollo de especies pesqueras de importancia comercial, fundamentales para la economía y desarrollo de la población local. Es por ello que estos esfuerzos resultan de gran importancia para la conservación.