Activistas solicitan traslado a santuario a elefanta Ely, que está en malas condiciones en San Juan de Aragón

Explica que el Zoológico proclama que están tratando a Ely mejor que el circo, sin embargo, a su llegada en 2012 su salud y bienestar se ha deteriorado continuamente

Redactado por: Staff

Con más de 6 mil firmas, circula en redes sociales, una petición en la Plataforma Change .Org, bajo la firma de One Protest, en inglés , donde se pide al Jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, a la Directora General de Zoológicos y Vida Silvestre, Claudia Sánchez Aldana Lewy y al Biólogo y cuidador / manejador, Dagmar Olivia Gerdes Barkow, que se traslade a la elefanta Ely a un santuario, ya que su salud es muy precaria.
Dicha petición, argumenta que en el Zoológico de Aragón de la CDMX, ya van un total de 3 elefantes muertos, y nombra a Maggie, como una de las elefantes asiáticas en ser la última que se registró su muerte.
Explica dicha petición que Maggie fue sacrificada después de sufrir de osteoartritis degenerativa, y asegura que Ely podría ser la siguiente, en la lista de los elefantes muertos en San Juan de Aragón, si no se hace nada para ayudarla.
Y recordó que es importante tener en cuenta que cada animal en el San Juan de Aragón está asegurado y después de la muerte del animal, el Zoológico recibe una compensación.
Por lo anterior, la petición hace un llamado para la entrega inmediata y rápida de Ely , un elefante africano femenino que se está en el San Juan de Aragón Zoo. “Ely es un ex elefante de circo que fue comprado por el Zoológico de Aragón”.
Explica que el Zoológico proclama que están tratando a Ely mejor que el circo, sin embargo, a su llegada en 2012 su salud y bienestar se ha deteriorado continuamente. Su carcasa está hecha de pisos de concreto que causan dolor en las articulaciones y palidece en comparación con las vastas tierras de la naturaleza donde debería andar .
Afirma que los elefantes salvajes viajan entre 15 - 30 millas por día, y para lograr esto, Ely tendría que caminar , de ida y vuelta en su recinto, más de 300 veces al día. Debido al confinamiento y el medio ambiente natural Ely se ve obligada a vivir, y ya exhibe los estereotipos de una condición neurológica favorable para los animales mantenidos en cautiverio.
Ely sufre de un amplio espectro en temas de salud, entre esas cuestiones, ya sufre una condición de la piel conocida como dermatitis ulcerativa. La falta de sombra en el recinto de Ely le ha ocasionado graves quemaduras de sol en la parte superior de su piel, que ya está dañada. La falta de atención y el tratamiento de estas lesiones ha dado lugar a una infección que es más visible en la espalda.
Por lo que exigen tomar acciones rápidas en lo que respecta al tratamiento de Ely e instan a San Juan de Aragón para liberar Ely a un santuario en donde ella pueda encontrar el amor y cuidado, que tan desesperadamente necesita y merece.