Conoce la historia de Lula, perrita PitBull que creció en una jaula para pájaros

Así pasaron 6 meses dentro de la jaula, ocasionando la malformación de sus huesos y de sus patitas, que quedaron chuecas, por que no caminaba, no corría y su movilidad se vio afectada

Redactado por: Staff

Lula, camina un poco chueco, pero corre apenas te ve, tiene sus patas deformes, y su crecimiento no se realizó de forma normal, porque fue encerrada en una jaula para pájaros, y allí vivió muchos años encerrada.
De allí la rescató, Edna Pérez, protectora de animales independiente, narra que la familia que tenía a Lula, la adquirieron por su apariencia, y no sabían de las necesidades que implica tener un perro de este tipo de raza, Pit Bull.
En entrevista con Prensa Animal, Edna Pérez afirma que estos perros son demandantes en cuanto a energía y atención, por lo que cuando era cachorrita, jugaba, rompía las plantas, mordía los muebles, y no tenía una línea de educación.
Edna narra que las personas que la tenían, era una adolescente y una señora de edad ya mayor, por lo que la primera se desentendió del cuidado de Lula, dejando que la señora mayor, la metiera a la jaula, para que así ya no corriera e hiciera travesuras.
En esa jaula, dijo, mediana para pájaro, “cuando era chiquita, cabía por la puerta , y allí la metieron y creció, y creció y ya no pudo salir, entonces allí la alimentaban, y hacía sus necesidades”.
Resalto que la señora aunque tenía patio, pero los vecinos lograron ver a Lula metida dentro de la jaula, y avisaron , pues no estaban de acuerdo con este maltrato, aunque primero intentaron hablar con la señora, que sin embargo no les hizo caso.
Así pasaron 6 meses dentro de la jaula, ocasionando la malformación de sus huesos y de sus patitas, que quedaron chuecas, por que no caminaba, no corría y su movilidad se vio afectada.
En estos momentos, afirma, Edna Pérez, Lula tiene 2 años y medio de edad y está en adopción.
Lula, además es sorda, por eso necesita de un hogar muy comprensivo, que la atiendan con mucho cariño, que haga ejercicio, aunque por sus patitas, no requiere de mucho.
Si tu quieres darle un hogar a Lula, comunícate con Edna Pérez en su Facebook.