Instrumento para la agresividad Pitbull, mito o realidad

Esto no quiere decir que el pitbull va a ser una máquina de matar, hay que hacer un análisis concreto de la situación concreta, no podemos ver a todos lo pitbull como asesinos

Redactado por: Psicóloga y zooterapeuta Vivian Hall Vigoritto/ vivianhallvig@gmail.com

El Pitbull ha sido diseñado para el hombre, para las necesidades del hombre, el adiestramiento para que un pitbull sea un perro de pelea y llegue a ser un “maldito” es como consecuencia de un trauma ocasionado por el hombre:
Las "técnicas" de adiestramiento son de lo más cruel y abusivas: dejar a los animales horas colgados de una cuerda por sus propios dientes para fortalecer la mandíbula, hacerles correr en una cinta andadora horas y horas para desarrollar su musculatura, descargas eléctricas en el ano para desatar su agresividad antes de los entrenamientos y peleas, etc. Sin alimento, a oscuras, golpeados y drogados, los perros comienzan a ser entrenados a los tres meses de vida, alcanzando la madurez para la pelea a los dos años.
Identificación con el agresor Cuando el perro se siente agobiado por una amenaza ineludible, se "identifica con el agresor" (Ferenczi, 1933). Con la esperanza de sobrevivir, se siente y se "convierte" precisamente en lo que el atacante espera de él, en cuanto a su conducta, percepciones, emociones y pensamientos. La identificación con el agresor está en estrecha coordinación con otras respuestas al trauma, incluida la disociación. A la larga, puede volverse habitual y llevar al masoquismo, a la hipervigilancia crónica y a otras distorsiones de la personalidad.
Esto no quiere decir que el pitbull va a ser una máquina de matar, hay que hacer un análisis concreto de la situación concreta, no podemos ver a todos lo pitbull como asesinos, la personalidad depende de la crianza y del carácter del perro, mucha gente ve a esta raza en la calle y se aleja o ni siquiera se te ocurre comprarla, porque la fama ha hecho de este pobre animal un mito, estos pobres animales que los ha maltratado el hombre no siempre hay que matarlos(en caso de ser un perro de pelea), todo ser vivo tiene la oportunidad de una mejor vida y de cambiar, la rehabilitación es posible, requiere de tiempo, un lugar adecuado, experiencia y paciencia.
Si no vez la nobleza en tu animal es que vas perdiendo la tuya.
Los hombres igual que los animales necesitamos de estatus y somos capaces de hacer cualquier cosa con tal de lograr nuestro objetivo, hasta olvidar nuestros valores y a nuestros pares, el líder alfa es biológico ya está en nuestros genes tanto en los hombres como en las mujeres, y la manada necesita un líder a seguir, con la diferencia de que los humanos no siempre escogemos al mejor, si no al que promete más como al presidente del empleo (del suyo), NO a la tenencia, ( la suya), o al carismático el peje (¿presidente legítimo?)
Un ejemplo de un líder que ha opacado a los demás por medio de engaños, sobornos, humillaciones es Slim, otro territorial, agresivo, Bill Gates.
En las mujeres ocurre lo mismo, quieren al hombre con más prestigio, como estos alfas que les van a dar muy buena ropa, viajes, joyas y estatus.
Los animales al no manejar el lenguaje simbólico pueden hacer menos, o como esta creado para las necesidades humanas lo ven como un lobito de plástico, que se puede moldear según el modelo, pero se les olvida que genéticamente sigue siendo un lobo.
Lacan dice: enamorarse es darle a alguien lo que no se tiene a quien no es…
No se tiene
• Te seré fiel
• Te amare siempre
• Nunca te abandonare
A quien no es
Idealización
• La más hermosa
• Hogareña
• Cariñosa
Somos animales reprimidos, según Freud nuestras necesidades básicas son:
Mucho sexo y variado
Comer mucho
Ejercer nuestra agresividad
Se nos olvida que nosotros también somos depredadores y necesitamos de la agresividad, por eso hemos creado diferentes juegos para sacarla, como el, Jockey sobre hielo, futbol americano, paracaidismo, carreras de coches, box, rodeo, donde sacamos la agresividad de forma lúdica, pero como nos creemos la raza superior y podemos hacer lo que queremos con los animales los utilizamos para deporte como en peleas de perros, cazar, arte taurino, carreras de caballos, carreras de galgos, etc.
La cultura y la religión reprime la agresividad, “amar al próximo como a ti mismo”,
La guerra
Es la esencia del conflicto humano, Gengis Khan (líder de un poderoso imperio que abarcaría casi toda Asia y parte de Europa.) decía: correr libre al viento en caballo, hacer suyas a las mujeres de tus enemigos, matar a quien se opone a ti y disfrutar sus riquezas.
El hombre nunca está conforme siempre quiere más y creo que la guerra es una industria que es una forma de trabajo humano basado en la depredación, pero llevada al extremo. Existen culturas basadas en la guerra como es el caso de USA que ha hecho de ella un gran negocio, obteniendo recursos de los animales sociales (hombre).
Sartre dice: El hombre es una pasión inútil porque su esencia es luchar por ser lo que no es
Vivimos una mentira donde el hombre cree que es superior a los animales porque está hecho a imagen y semejanza de Dios, sin darse cuenta de que pocas veces utiliza la razón, lo dominan sus emociones, al negar nuestra animalidad y vernos como superiores negamos nuestra propia esencia, admiramos la nobleza de los perros porque para nosotros es difícil entender el concepto, si vivimos exterminando especies disminuyendo la diversidad bilógica, y reduciendo la posibilidad genética de combinaciones, además la tecnología ha llevado a un cambio drástico en el planeta como consecuencia de la SUPERIORIDAD, somos una de las especies más nuevas y lo que a la naturaleza le llevo siglos al hombre le llevo décadas en modificarlo, desgraciadamente somos la especie más destructiva del planeta.
Porque nos llevamos mal con los perros, fácil porque no entendemos sus necesidades, si conviviéramos en armonía con ellos no abría tanta obesidad, ateroesclerosis, depresión, infartos, porque el hombre se ha hecho tan sedentaria que se le olvido que necesita hacer ejercicio, para eso fuimos creados, para correr atrás de la presa, ¡y ya no lo hacemos! pero podemos correr con nuestros amigos los perros, y así no tendríamos perros gordos, neuróticos, miedosos, estresados, agresivos etc.