Activistas #StopYulin México solicitan a Cofepris verifique restaurantes chinos de CDMX para que no vendan carne de perro, rata o gato

Las autoridades de la Cofepris de Quintana Roo, hicieron un llamado a la población en general para que en caso de detectar mal olor, un sabor diferente, así como colores irregulares en la carne, de inmediato hagan una denuncia ante las autoridades

Redactado por: Staff

Después de que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de Quintana Roo, suspendiera dos establecimientos de comida china en Chetumal y ocho más en Cancún, por anomalías en el manejo higiénico de los productos, además de que la carne que se comerciaba era de rata, perro y gato, protectores de animales lanzaron una petición para que las autoridades de CDMX verifiquen los establecimientos de la Ciudad de México y no ocurra lo mismo.
Los animalistas pidieron a Cofepris, al Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera y a la Secretaría de Salud de la CDMX que realicen operativos de verificación para que no suceda lo mismo que en esas ciudades del sur de la República Mexicana, ya que los establecimientos mercantiles administrados por chinos, tienen la tendencia de usar y torturas a los animales para obtener un mejor sabor de la carne ya que según su creencia entre más dolor y maltrato más rica sabe y da beneficios para la virilidad.
Los activistas de la agrupación #StopYulin precisaron que en México “no podemos permitir maltrato animal, creencias ignorantes y riesgos de salud, ya que es ilegal, y se ha denunciado ante autoridades desde hace 2 años.
Dijeron que mientras no exista un castigo ejemplar y cierre definitivo de Restaurantes que violen leyes por parte de la comunidad china, se continuará engañando al consumidor y maltratando y asesinando inocentes animales .
Por su parte, las autoridades de la Cofepris de Quintana Roo, hicieron un llamado a la población en general para que en caso de detectar mal olor, un sabor diferente, así como colores irregulares en la carne, de inmediato hagan una denuncia ante las autoridades de la Secretaría de Salud y Cofepris para que se realicen las investigaciones correspondientes.