Exposición Máquinas de escritura, compuesta por 16 piezas para ver, escuchar, leer y hasta tocar poemas y novelas

La muestra, inaugurada el pasado 22 de junio, estará abierta hasta mediados de agosto e incluye cuatro máquinas de escribir especiales

Redactado por: Staff

Una revisión del trabajo realizado por el laboratorio de E-Literatura del Centro de Cultura Digital (CCD) a lo largo de los últimos 5 años, presenta la exposición Máquinas de escritura, compuesta por 16 piezas para ver, escuchar, leer y hasta tocar poemas y novelas en soportes distintos al libro.
La muestra, inaugurada el pasado 22 de junio, estará abierta hasta mediados de agosto e incluye cuatro máquinas de escribir especiales, que están a disposición del público para componer poemas visuales y dibujos, con las cuales se invita a participar en una escritura colectiva.
Máquinas de escritura, precisó la directora del CCD, Grace Quintanilla, también cuenta con instalaciones interactivas que fueron desarrolladas en conjunto con el laboratorio de Tecnologías libres de ese recinto y que, por ejemplo, hacen sonar la poesía.
Entre estas, dijo, se encuentra ¡Hola Goldberg! “que es ya nuestra máquina favorita, que ha viajado al Victoria & Albert Museum de Londres, a la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ) y a otros espacios de la Ciudad de México, y también hay una máquina que escribe por sí misma”.
Además, comentó Quintanilla, el CCD cuenta con un bot literario que, a través de Twitter cualquiera lo puede arrobar, en la cuenta @botliterario1, el cual ha sido nutrido con el libro Vacío de Josefina Vicens, que aprende gramática y ortografía y escribe a partir de lo que va aprendiendo en frases aleatorias. Para utilizarlo es necesario entrar a Twitter y en un lapso no mayor a tres minutos, se recibe la respuesta.
Además de esta muestra, entre la programación que durante el mes de agosto tendrá el Centro de Cultura Digital, su directora destacó el taller de Introducción a Pure Data que se llevará a cabo los días 5 y 6 de agosto.
Por medio de este taller, los asistentes profundizarán los conceptos necesarios de este lenguaje de programación para poder realizar composiciones algorítmicas, procesamiento de señales y conexión de interfaces en proyectos tanto musicales como gráficos.
Posteriormente, del 16 al 18 de agosto, se impartirá el taller de Introducción a SuperCollide, donde se manejarán los conceptos básicos de programación y audio, para técnicas de composición y ejecución de música por computadora y sus posibles aplicaciones artísticas.
“Lo que se busca es realizar una introducción a este lenguaje para brindar herramientas y conocimientos que pueden ser usados para proyectos de composición algorítmica y síntesis de audio, para todos aquellos interesados en la producción musical”.
Y como ya es tradición en el CCD, se encuentra el taller de Herramientas básicas para plataformas digitales, que se imparte cada 15 días, para enseñar a todo aquel que lo necesite a sacar el mayor provecho a sus dispositivos digitales.
“Son talleres que pretenden incluir a aquellas personas que se acaban de hacer de algún aparato tecnológico, un teléfono móvil, una Tablet o computadora, para que aprendan a utilizar estos equipos, abrir una cuenta de correo, tomar y mandar fotografías, socializar lo que ellos quieran, el objetivo es que adultos mayores o quien lo necesite puedan conocer las herramientas básicas para hacer uso de sus dispositivos digitales y que tengan la facilidad para acceder a los nuevos canales de información e interacción que existen en estas plataformas”.
Finalmente, el CCD aún alberga en su explanada a Portal, una instalación interactiva que permite conectarse con personas de otros portales instalados en diferentes partes del mundo.
Portal, explicó Grace Quintanilla, facilita “el encuentro entre pares que quieren discutir temas similares y que tienen experiencias distintas. Son espacios con pantallas equipadas con tecnología audiovisual inmersiva, las personas te ven a ti y tu ves a las personas en otro país, como si estuvieran en el mismo lugar, da esa impresión”.
Desde su estancia en el CCD, Portal ha conectado a personas en México con sus similares en Nueva York, Colorado, Berlín y Brooklyn entre muchos otros lugares. En la semana de Gamers puso a jugar a mexicanos y estadounidenses Calabozos y dragones y en el Día del Niño, permitió la convivencia con pequeños de Gaza en Palestina.
Por ello, Quintanilla invitó a todos los interesados a visitar este portal interactivo, a través del cual podrán conectarse con personas de otras partes del mundo con las cuales platicar de temas afines y preocupaciones sociales o simplemente para jugar.
Para mayor información sobre actividades y horarios, se puede consultar la página del CCD, www.centroculturadigital.mx. Cabe señalar que todas las actividades que se desarrollan en ese recinto para aprovechar al máximo el mundo digital son gratuitas.