Cómo eran las primeras flores de hace 140 millones de años

Científica de Biología creó árbol filogenético, base de la investigación

Redactado por: Staff

Las primeras flores pudieron ser bisexuales, con tépalos y estambres (órganos masculinos) dispuestos en múltiples círculos concéntricos (verticilos) cada uno con tres órganos, y los carpelos (órganos femeninos) dispuestos en espiral, revela el proyecto internacional eFLOWER, en el que participó la investigadora de la UNAM Susana Aurora Magallón Puebla.
“Me siento muy satisfecha, son resultados de una colaboración internacional que llevó cerca de seis años. Es un estudio original cuyo resultado evidenció una estructura floral totalmente inesperada, como el hecho de que las partes florales estuvieran agrupadas en círculos concéntricos de tres órganos”, explicó la integrante del Instituto de Biología.
El trabajo, presentado recientemente en la revista internacional Nature Communications, ofrece datos innovadores sobre las primeras flores, que surgieron hace 140 millones de años y se han propagado de forma espectacular, precisó.
Información combinada
Hervé Sauquet, de la Universidad de Paris- Sud, y Jürg Schönenberger, de la Universidad de Viena, invitaron a la mexicana que desde hace tiempo elabora el árbol filogenético de las angiospermas (plantas que tienen flores y producen frutos con semillas) calibrado temporalmente.
En su base de datos, Magallón Puebla combina información paleobotánica, bases moleculares, filogenias (relaciones evolutivas entre las especies) y relojes moleculares, entre otra información.
A diferencia de esfuerzos anteriores para entender la evolución floral, que contaban con bases de datos de 80 especies como máximo, la indagación en la que participó la universitaria permitió al eFLOWER presentar el grupo de datos más grande para un estudio de este tipo: 792 especies de 63 órdenes (cien por ciento) y 372 familias (86 por ciento) de angiospermas, usando cronogramas de fechas moleculares calibradas con 136 registros fósiles.
“El árbol filogenético temporalmente calibrado y calculado en mi laboratorio representó un esquema sobre el cual estimar los atributos florales y aplicar todos los modelos matemáticos. Proporcioné ese marco de referencia sobre las relaciones entre las especies y la dimensión temporal involucrada en su evolución”, resaltó. Está calibrado de tal forma que las ramas que unen a las especies de la investigación representan un tiempo absoluto en millones de años.
“Me satisface ver que el árbol evolutivo fechado que produjimos en mi laboratorio está siendo usado para efectuar estudios de la evolución floral de las angiospermas. Ayudó a resolver preguntas sobre las que siempre hubo incógnitas”, dijo la experta.
Así, la investigación, en la que además participaron 36 colaboradores de 13 países, ofrece un retrato más claro de cómo eran las primeras flores hace unos 140 millones de años, y muestra que la mayoría de las plantas actuales son variantes de ese modelo antiguo.
Eso sí, se aclara, pese a las semejanzas con las actuales flores, no hay un ejemplar vivo que tenga esta combinación exacta de características. Por ejemplo, las azucenas tienen dos verticilos trímeros, y las magnolias tres.
A pesar de los avances aún quedan muchas dudas sobre estas primeras plantas, pues el registro fósil es aún incompleto y los científicos no han descubierto flores fósiles tan antiguas, concluyó Magallón Puebla.
Imagen: cortesía de Hervé Sauquet & Jürg Schönenberger.
Información: Gaceta Universitaria UNAM