Ganador de la Copa Mundial de Fotografía prepara exposición en el Zócalo

El mexicano Pepe Soho, triunfador en la World Photografic Cup 2017 en Yokohama, además se sumará al circuito de FOTOMÉXICO

Redactado por: Staff

Luego de ganar la Copa Mundial de Fotografía este año, con la imagen titulada Believe, Pepe Soho ya alista el proyecto de su vida, una gran exposición que, con el tema de la esperanza, pretende exhibir en el Zócalo de la Ciudad de México.
El haber sido reconocido como uno de los fotógrafos contemporáneos más importantes de México en el World Photografic Cup 2017, realizado en Yokohama, Japón, es también una oportunidad de compartir su mensaje y su trabajo con más personas.
Believe (Creer) es una fotografía que, dijo, tomó en las Torres del Paine, en la Patagonia chilena, bajo condiciones extremas, luego de caminar y escalar 10 kilómetros al día en temperaturas bajo cero, en un momento en que física y mentalmente se sentía cansado, tras una operación en las rodillas.
“Yo no estaba en mis mejores condiciones y aun así lo hice y que esa fotografía haya ganado la Copa Mundial de Fotografía es muy significativo. El mensaje que siempre trato de dar es un mensaje de esperanza, de encontrar lo que amas y perseguir eso que amas y sanarte por medio de esto, de ocupar la mente en algo creativo y tener fe en ti. Para mí poder poner un ejemplo, siento que fue un regalo de Dios, porque no nada más gané, sino que gane con la fotografía que se llama Believe, con la foto que fui a tomar”.
Y es que, aclaró, “esto no lo había dicho en ninguna entrevista, puntualmente fui a tomar esta foto, desde que vi en otras fotografías esas escaleras, una diferente posición. Yo dije si puedo encontrar esas escaleras y las puedo meter al lago y puedo hacer esta escena de que las escaleras están llegando a la montaña, voy a ser el más feliz, entonces fue un proceso creativo que empezó desde antes de salir de aquí, de México”.
Pepe Soho advirtió que las Torres del Paine es uno de los lugares más fotografiados del planeta, de ahí la importancia de haber ganado la Copa Mundial con esa imagen. “Más que nada por el mensaje, por lo que te transmite, las escaleras que están llegando a la montaña, algo que pareciera imposible, pero al mismo tiempo muy posible si uno cree y tiene fe en sí mismo, para mí no pudo haber mejor regalo”.
El fotógrafo recordó que después de haber recibido la Copa Mundial de Fotografía logró abrir un espacio como el Museo José Luis Cuevas al arte de la lente donde pudo exhibir la muestra titulada Believe, integrada además de la pieza ganadora, por más de 20 paisajes e imágenes de caballos.
Ahora, explicó Pepe Soho, aún le queda mucho por explorar, tanto en estilos y técnicas como en maneras de fotografiar, ya sea desde un helicóptero, como bajo el agua y es que por ejemplo, tiene el proyecto de colocar atrapa-sueños en diferentes escenarios, como cenotes o bajo el mar.
Adicionalmente, dijo, después de haber viajado para fotografiar diversas partes del mundo, ha decidido quedarse en México y fotografiar nuestro país porque “aquí está todo y mi trabajo hecho en México a la gente le fascina”, desde sus tomas en el Ángel de la Independencia o el Palacio de Bellas Artes, hasta paisajes de Chiapas o Veracruz.
“A la gente le encanta y se está conectando con el hecho de que vivimos en un país espectacular y la gente se siente orgullosa del país en que vivimos. Hay muchísimo qué hacer, qué explorar, no sé dónde va a acabar este proceso creativo”.
Con cinco galerías colocadas estratégicamente en diferentes partes del país, Polanco y Altavista en la Ciudad de México, además de San Miguel de Allende, Tulum y Playa del Carmen, Pepe Soho también se sumará al Festival Internacional de Fotografía FOTOMÉXICO 2017 que, organizado por el Centro de la Imagen, busca mostrar la pluralidad y diversidad de la producción fotográfica en el país.
Como destacó, se necesitan exposiciones más masivas de fotografía y que sean en lugares más accesibles para la gente, no sólo en galerías, toda vez que los fotógrafos “le echamos mucho cariño, mucho corazón y mucha creatividad y entregamos todo para hacer una imagen”.
Por ello, dijo, ahora trabaja en lo que será el proyecto de su vida: una magna exposición para el próximo año en el Zócalo capitalino “con el tema de la esperanza, cómo salir adelante a pesar de las adversidades y la idea es que la gente no vaya a mis exposiciones y diga ‘qué buen artista’, sino que salga y diga ‘me inspiró, voy a hacer algo, ver la naturaleza, buscar algo que amo”.