Asiste a la Feria "La alegría más grande del mundo" en el Monumento a la Revolución

Aproximadamente 100 personas dedicadas a la transformación del amaranto, comercializan productos como churritos, tamales, atole, aguas, obleas y alegrías

Redactado por: Staff

Galletas, harina, churritos, obleas, barras, cerveza, agua y otros artículos hechos a base de amaranto, se ofrecen en la segunda Feria "La alegría más grande del mundo en la CDMX", con el objetivo de generar opciones para que productores de la zona rural tengan nuevos clientes y mercados.
Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades, expresó que es una instrucción del Jefe de Gobierno, doctor Miguel Ángel Mancera, seguir con el impulso de la campaña #ConsumeLocalCDMX, a fin de acercar alimentos sanos, frescos y de calidad a bajo costo a los habitantes de la capital.
En el Monumento a la Revolución, explicó que el amaranto es un cultivo nativo utilizado también para elaborar tortillas, tamales y atoles, y hoy en día se asocia con una de las golosinas más sanas: la alegría.
Detalló que la #CapitalSocial es una de las principales productoras de esta planta a nivel nacional y de mayor calidad en el mundo.
Mencionó que en países como China, Brasil, India y el Perú son productores de amaranto, pero "ninguno se compara con el amaranto mexicano".
Comentó que en esta segunda feria "La alegría más grande del mundo en la CDMX" se podrán adquirir productos directamente con las personas que se dedican a la transformación y comercialización del amaranto.
Informó que la Feria estará a partir de hoy y hasta el día de mañana, de 10:00 a 18:00 horas, donde alrededor de 100 personas que se dedican a la transformación del amaranto venderán sus productos.
Por su parte, Adriana Contreras, directora general de Desarrollo Rural de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec), dijo que se le debe seguir dando impulso a los cultivos nativos por el esfuerzo que realizan los productores y lo que representan en cuanto a la alimentación y los servicios ambientales que ofrecen a la CDMX.
Mauricio García, coordinador de Proyectos de Cadenas Cortas Agroalimentarias de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), comentó que junto con la Sederec se trabaja en temas de comercialización con el objetivo de apoyar a los productores de la zona rural de la Ciudad de México.
En tanto, Apolo Franco, representante del Sistema Producto Amaranto, mencionó que el amaranto es una planta enorme por sus propiedades nutricionales y que el seguir sembrándola en la CDMX es un esfuerzo ante el crecimiento de la mancha urbana.
Mauricio del Villar, coordinador del Grupo Enlace para la Promoción del Amaranto en México, expresó que es necesario posicionar el amaranto como un cultivo y alimento estratégico para fortalecer la soberanía alimentaria de México.
Avelino Méndez, jefe delegacional de Xochimilco, indicó que actualmente se está retomando la vocación productiva de la zona rural de la CDMX y se revaloran los alimentos y bebidas que son originarias de la capital.
En su oportunidad, Eva Eloisa Lescas, presidenta de la Comisión Especial para la Preservación del Patrimonio Histórico y Cultural de la CDMX, mencionó la importancia de apoyar a las personas productoras de la #CapitalSocial, ya que son quienes proveen de alimentos a la ciudad y en conjunto se construye una sociedad justa que consume lo local.
En el evento protocolario también estuvieron presentes Sergio Barrales, rector de la Universidad de Chapingo; Hiram Moran, investigadora de amaranto de la Universidad de Chapingo; Lua Santiago, en representación de los productores del estado de Oaxaca; Miguel Ángel Meza, director del Colegio de Gastronomía; Brayan Ruiz, en representación de la diputada Mariana Moguel; Héctor López, de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la CDMX; Manuel Chávez, de la Secretaría de Salud de la CDMX; Victor Gardoqui, presidente de la Cámara de Comercio y Servicios Turísticos de Álvaro Obregón; y Víctor Pérez, de la Contraloría Interna de la Sederec.
Como parte del evento, la Fundación ProEmpleo Vizcaínas elaboró desde temprano una mega alegría con 120 kilos de amaranto y 120 litros de miel, la cual fue repartida entre los asistentes a la Feria "La alegría más grande del mundo en la CDMX".
Asimismo, la titular Sederec, acompañada por Adriana Contreras e integrantes del Sistema Producto Amaranto, recorrieron los stands de la Feria.