La delgada línea entre un protector y un acumulador de animales

En México se desconocen las cifras de cuántos acumuladores de animales, por que hay muchos “protectores independientes”, y como en México aún no está considerado el perro en las leyes, no hay números

Redactado por: Staff

Todo empezó cuando recogió un perro, por que estaba abandonado, triste, sólo, atropellado, lo metió a su casa, lo salvo. Días después encontró otro en el mismo estado, y así en los días subsiguientes, y otro, y otro, y entonces ya tenía 30 en su casa, y no quiso darlos en adopción, pero ya no tenía para darles de comer, ni para llevarlos al veterinario, y fue que los vecinos llamaron a la policía por que colapsó, es un acumulador de animales.
Tener más de 30 animales a su cuidado, tenerlos en mal estado, enfermos, sin agua y sin comida, y sin limpieza, son las características de un acumulador de animales, asegura la psicóloga, zooterapeuta y etóloga Vivian Hall Vigoritto, quien enfatiza que esta situación es consecuencia de vacíos emocionales.
En entrevista con Prensa Animal Vivian Hall, afirma que las características de un protector de animales son llevar a los animales al veterinario, les da cariño, les da espacio en su casa y los da en adopción, es decir, satisface sus necesidades básicas para tener una vida sana y feliz.
El problema es que ahora en la ciudad, ya no hay casas, sino departamentos, por lo que es difícil que un protector tenga muchos animales, pues en un casa sólo puedes tener 6 perros, para que tengan una calidad de vida, sin embargo, “la mayoría llega de 20 a 30 perros , y allí se habla de un acumulador, que no está cubriendo las necesidades básicas del perro , afecta a terceros que son los vecinos y afecta a los mismos animales”.
Enfatiza que el protector se diferencia del acumulador en que tiene que cubrir sus necesidades básicas, y que pueda tener a los que pueda cubrir con estas necesidades, y cuando se pasa de las necesidades básicas, y el espacio, por lógica no va a haber una limpieza, pues por mucho que quiera limpiar y ser bueno, no tiene el suficiente tiempo, y se va a llenar de ratas y cucarachas, que se van a pasar con los vecinos.
Y la suciedad ocasiona, que haya garrapatas y pulgas, explica, y al no poder llevar a los perros a caminar se crea el hacinamiento, y eso provoca stress y angustia, los perros comienzan a pelear y hasta han llegado a matarse.
Explica que la acumulación es lo mismo que el alcoholismo, que comer en exceso, codependencia al trabajo, a la pareja “es llenar un vacío, un vacío emocional, y no se llena, por que necesitan y sienten que ese cariño o el amor incondicional que da el perro, es donde radica el refrán ´prefiero al perro que a los seres humanos´ y ´mientras más conozco al ser humano, más quiero al perro´, se les olvida que somos humanos y sociales”
Precisa que se tiene que socializar, pues sin querer también se maltrata al perro, por que estas personas no son malas, “pero creen dentro de su pensamiento que están ayudando a los animales, por lo que necesitan terapia psicológica como psiquiátrica, por que se está hablando de una depresión, no aguda sino crónica, y es una depresión parecida al alcohólico que está tome y tome, todo el tiempo, es similar es buscar y buscar animales”.
En México se desconocen las cifras de cuántos acumuladores de animales, por que hay muchos “protectores independientes”, y como en México aún no está considerado el perro en las leyes, no hay números.
Finalmente dijo que este padecimiento lo sufren más mujeres que hombres , por la misma condición que tiene que ver con la maternidad, sin embargo, no descartó que hoy en día ya van subiendo las cifras de hombres acumuladores de animales.