No son criadores, son fábricas de perros

Hay que esperar la resolución del Juez que esperamos sea imparcial. Porque el maltrato es evidente

Redactado por: Laura Quintero Periodista y escritora

Qué lástima que a pesar de existir una Ley de Protección Animal en la Ciudad de México y algunas entidades de la República, existan cientos y a lo mejor miles de fábricas de perros. Todo por la voracidad de quienes han visto como un lucrativo negocio esta industria. Sin importar el sufrimiento de los animales. Porque para los vendedores de perros son unas valiosas máquinas que les dejan cuantiosas ganancias con el apoyo de la Federación Canófila Mexicana que se encarga de vender el pedigrí y los premios.
Todo esto ya se sabía de muchos años atrás. La Federación es una institución legalmente constituida, donataria autorizada y es una lástima que reciba recursos del gobierno federal para promover la explotación de perros de raza. Para la conservación de la raza, según dicen. Con esos argumentos permiten la explotación inhumana que hacen los supuestos criadores. Auténticos vividores de la explotación de seres que para ellos solo tienen el signo de pesos. Porque no les dan de comer, y ni agua les ponen.
Yo me pregunto al ver los videos que se publicaron el día en que la delegada de Iztapalapa, Dione Anguiano entró a ese pútrido lugar en que se encontraban más de treinta perros de raza Golden. Acostados en su propio excremento, orina, sin agua, sin alimento, enfermos con otitis, conjuntivitis, enfermos de su piel, las perras con evidente deterioro en su tetas y vulva de tanto parir. Sucios, con un olor deprimente. Solos. Y pensar que son cachorras. Que son animales jóvenes. Que tuvieron la desgracia de caer en manos de un explotador insensible. De verdad, lamentable.
El supuesto dueño de nombre Javier Fernández Gómez exige que se le devuelvan. Que es socio de la Federación Canófila Mexicana. Qué tienen pedigrí. Qué quién le va a pagar su inversión. Y como ha gana millones de pesos con la explotación de esos animales. Puesto que no le cuestan por que los tiene medio alimentados, porque no se trata de invertir, se trata de ganar. Al fin y al cabo son animales, se permite el lujo de pagar abogados que lo defiendan para que le devuelvan su negocio. Así o más cínico.
Hay que esperar la resolución del Juez que esperamos sea imparcial. Porque el maltrato es evidente. Así como el hacinamiento. Y todo esto está sancionado por la recién creada Agencia de Atención Animal. Que establece que los supuestos “criadores” deben tener en buenas condiciones a los animales que explotan. Que no los podrán vender enteros al mes o mes y medio. Sino que tendrá que esperar hasta los cuatro meses por lo menos para venderlos y esterilizados.
Solo podrá vender animales enteros a otros criadores previo registro. Que podrán realizar visitas a los “criaderos”, en caso de que no tengan a los animales en buenas condiciones los pondrán clausurar. Por lo que en este caso solo basta con aplicar la ley. Para que los Goldens rescatados no sean devueltos al supuesto dueño. Además, el gobierno puede aplicar la extensión de dominio. ¿Qué pasa? O por el hecho de Javier Fernández Gómez dice ser socio de la canófila está exento de la aplicación de la ley. No señores la ley es pareja y está vigente desde su promulgación. La autoridad la tiene que hacer valer sin favoritismos. Tiene que demostrar que hay voluntad política y compromiso con los animales y las animalistas. O será una gran farsa. Aquí veremos cómo va a funcionar la Agencia.
De todos es sabido que el Jefe de Gobierno mantiene una excelente relación con la federación Canófila Mexicana, y que a pesar de la presión que recibió con constantes desplegados en uno de los principales periódicos de circulación nacional. Para que no publicara la ley. Lo hizo, porque de no hacerlo él, la Asamblea Legislativa hubiera solicitado su publicación. Pero quienes tenemos un compromiso con los animales, queremos pensar que lo hizo porque había dado su palabra. ¿O me equivoco?
El caso es que ya venció el plazo para enviar la terna a la Asamblea Legislativa, con su propuesta para quien debe dirigir la Agencia de Atención Animal. Y en cualquier día de estos llega. Sin lugar a dudas. Hay expectación porque está circulando el rumor, así quiero tomarlo, en el sentido de que va a entregar a un miembro de la Canófila la Agencia. Para que negocie con la UNAM, y los egresados de la Facultad de Veterinaria puedan acudir a los Centros de Atención de las Delegaciones a practicar con los animales que recojan. Con los más desprotegidos: los de la calle. ¡Se imaginan!
Curiosamente la Federación tiene muchas deferencias del Gobierno de la Ciudad puesto que hace poco, el titular de Seduvi, arquitecto Felipe de Jesús Gutiérrez, acudió a sus instalaciones para entregar en un acto de amigos, el certificado de uso del suelo a esa organización que durante 75 años ha lucrado con los perros de raza, y ha enriquecido a decenas de Médicos Veterinarios que hicieron su modus vivendi de los animales. Qué bonita comunidad, verdad.
Y por supuesto, seguirían impulsando su negocio de venta de pedigree, de los premios a los animales de raza. Cuando la Ley señala que deben registrarse en la Agencia. Y por cierto, la bancada de Morena en la Asamblea a través del diputado Alfonso Suárez del Real ha sido el impulsor de la ley para que los callejeritos sean utilizados para investigación. Proponiendo al mismo tiempo a los “expertos”, apoyado por una supuesta organización, que abanderan poderosos explotadores de perros de raza, para que dirijan la Agencia de Atención Animal.
Estamos a la espera de conocer su decisión Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. No nos desilusione. Porque recuerde que tiene aspiraciones futuras. Y los perros, no votan. Sus dueños sí. Y cuéntele por familia cuantos sumarian. ¡Es su decisión!