Llega al Cenart una versión fresca y contemporánea de la obra Enemigo del pueblo

La Compañía Nacional de Teatro escenificará la obra adaptada y dirigida por David Gaitán

Redactado por: Staff

Conceptos como democracia, responsabilidad social y ética, serán abordados en la puesta escénica Enemigo del pueblo, una adaptación a texto del escritor noruego Henrik Ibsen, que representará la Compañía Nacional de Teatro (CNT) en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart).
Un enemigo del pueblo considerado uno de los textos más representados e importantes de la dramaturgia universal, fue adaptado por David Gaitán, quien funge como director del montaje que estará en temporada del 6 de septiembre al 1 de octubre, con excepción del 15 y 16 del presente mes.
El joven dramaturgo explicó en conferencia de prensa que el objetivo de la puesta es que el espectador reflexione sobre los tipos de convivencia actuales, así como mostrar una problematización entre el mundo público con el mundo privado, a partir de lo que les sucede a los seis personajes que aparecen, particularmente al protagonista, el doctor Luis Stockmann.
En Enemigo del pueblo una pequeña comunidad festeja la construcción de un balneario el cual se convierte en una atracción turística y el motor de la economía local. El doctor Stockmann descubre que el agua está contaminada y se propone advertir sobre el peligro, lo que lo llevará a enfrentarse con personas e intereses.
En esta versión mexicana el protagonista es un hombre violento, misógino que busca la confrontación y es torpe socialmente, ahonda David Gaitán. “La puesta se armó buscando mantener las reflexiones originales del autor que son en buena medida una postura crítica frente a la democracia”, indicó.
Agregó que en la adaptación recuperó a seis de los diez personajes que aparecen en el texto original. “Con el nuevo tratamiento del protagonista se problematizan temas de interés que van de lo personal a lo colectivo, para terminar sobre una diatriba amplia sobre las masas y las democracias”, comentó.
A representantes de medios de comunicación manifestó que otro de los objetivos de la puesta escénica es que los espectadores tengan pensamientos o conversaciones luego de ver la puesta sobre cómo los seres humanos se relacionan en el mundo contemporáneo, cómo combinan sus juicios morales y éticos, o el cómo organizan sus prioridades en la percepción ajena y personal.
Asimismo, David Gaitán informó que en el desarrollo de la obra se espera del espectador una participación masiva, anónima y lúdica, pues algunos podrán manifestar su opinión al accionar una pistola de burbujas de jabón, cuando desaprueben un dicho o una acción del personaje principal.
El director de la Compañía Nacional de Teatro (CNT), Enrique Singer, apuntó que Henrik Ibsen fue un autor que manifestó su preocupación por el individuo y la sociedad, y de reflexionar sobre sus problemas, políticos, sociales y económicos, los cuales están presentadas más claramente en el texto Un enemigo del pueblo.
“Creo que esta es una obra urgente que sigue resonando en nuestros días con una fuerte reflexión sobre la disyuntiva del capitalismo, el medio ambiente y la sociedad.
“Es una puesta vigente que debe ser escuchada hoy día, por ello se contó con la colaboración de David Gaytán, quien ha demostrado tener una visión renovadora, fresca y personal de la escena”, puntualizó.
Enemigo del pueblo, versión y dirección de David Gaitán, cuenta con las actuaciones de Luis Rábago, Amanda Schmelz, Antonio Rojas, Juan Carlos Remolina, Astrid Romo y David Calderón, todos beneficiarios del Programa Compañía Nacional de Teatro del Fonca. Diseño de escenografía e iluminación de Alejandro Luna.
Iniciará temporada el miércoles 6 de septiembre y concluirá el domingo 1 de octubre. Se presentará en el Teatro de las Artes del Cenart en un horario de miércoles, jueves y viernes, a las 20:00 horas, sábados 19:00 horas, y domingos 18:00 horas. Localidades: miércoles a viernes $30. Sábados y domingos $100.
El Centro Nacional de las Artes se ubica en Río Churubusco 79, esquina Calzada de Tlalpan, colonia Country Club, cerca de la estación General Anaya.