Quiero que la gente recupere la memoria y la poesía, soy un letrista de canciones: Gabino Palomares

Elena Poniatowska, Paco Ignacio Taibo II, Óscar Chávez y Armando Chacha acompañarán al compositor y cantante

Redactado por: Staff

El cantautor y activista social mexicano Gabino Palomares (Comonfort, Guanajuato, 1950) presentará el próximo jueves 7 de septiembre, su libro Cien canciones de amor y patria en el Museo Nacional de Culturas Populares, de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas de la Secretaría de Cultura.
Acompañarán al compositor los escritores Elena Poniatowska y Paco Ignacio Taibo II; el cantautor Óscar Chávez y Jacinto Chacha, titular de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas.
La obra refleja sus concepciones sobre el amor y la patria, es una recopilación y síntesis de más de 40 años de trabajo como compositor. “Todas las canciones que están en el libro son de mi autoría y quise abordar los dos aspectos que han marcado mi vida artística: el intérprete y el compositor”, refiere el compositor.
El creador de temas como La maldición de Malinche o ¿Quién tiene la voz?, figura como uno de los máximos exponentes del movimiento de la Nueva Canción Internacional, y en México es uno de los fundadores del llamado Canto Nuevo.
“La gente me conoce más como cantante social, de protesta, un cantante político, por eso pongo 50 canciones políticas que son una suerte de reseña histórica de los últimos 40 años”.
Estos temas, hechos para determinados acontecimientos de la historia actual de México, “han sido muy importantes para el avance de la democracia, y eso me parece una aportación importante para el desarrollo de los derechos humanos, para hablar contra la corrupción y contra la violencia, que son aristas de una problemática nacional bastante fuerte”, afirma.
El cantautor, que a la fecha tiene grabados 14 discos y ha recibido distintos reconocimientos a su trayectoria, como la Medalla al Mérito Artístico 2008 y el Premio Nacional Carlos Montemayor 2013, ha buscado retratar en sus canciones no sólo la problemática social en México, sino de toda América Latina.
“A veces me da la impresión que La Maldición de Malinche, del año 1972 y que habla del racismo, la conocen más en algunos países del continente que en México. Con estos temas mi intención es que la gente recupere la memoria, que conozca qué estaba pasando”.
En la otra mitad del libro que corresponde a las canciones de amor, Gabino Palomares se centra más en la parte poética, donde puede jugar con el idioma e introducir otras imágenes y metáforas.
“Siempre he sostenido que la poesía es lo único que puede salvar un idioma y quiero que la gente reflexione respecto a eso; lamentablemente en un idioma tan rico como el que tenemos se están utilizando cada vez menos palabras”.
Para seleccionar sus temas, el autor utilizó criterios distintos. “Las canciones políticas, donde se quedaron muchas fuera, están presentadas cronológicamente, para que el público sepa bajo qué acontecimiento político fueron creadas. En las canciones amorosas seguí un desarrollo literario, poniendo las que considero tienen un mayor valor poético”.
Gabino Palomares también pretende con esta publicación, de la que el 70 por ciento de las composiciones están grabadas, hacer un llamado a la lectura, “es importante usar la mayor cantidad de palabras, porque eso dará la posibilidad de tener una mayor oportunidad de expresar los sentimientos. En esta obra solamente están las letras, para que el lector concentre toda su atención en la parte literaria de mi trabajo. Me seguiré considerando un letrista de canciones, eso es lo que soy”.