Las fábricas de perros

Urge que entre en funciones la Agencia de Atención Animal para que todos los establecimientos dedicados a la reproducción, selección y crianza o venta cumplan con los requisitos que establece la ley

Redactado por: Laura Quintero Periodista y escritora

Hay expectación por conocer la designación que hará el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera de quien habrá de dirigir los destinos de la Agencia de Atención Animal. Porque se desconocen los nombres de los aspirantes y hay temor entre la familia animalista de que se ponga en bandeja de plata. Como un regalo para la Federación Canófila Mexicana.
Sí, los grandes negociantes protectores de todas esas fábricas de perros. Confían en los buenos oficios del Partido de Andrés Manuel López a través del diputado Alfonso Suárez del Real para colocar a uno de ellos. Que les permita continuar con el negocio que han detentado por decenas de años.
Lo curioso es que hasta ahora, los animalistas se hayan enterado de esas fábricas de muerte temprana a que someten a las perras los criadores. Todo con el propósito de hacer dinero a costa de los animales. A los que ni siquiera les dan de comer para no gastar. Bueno, ni agua les ponen porque no pagan a quien este al pendiente del negocio. ¡Al fin son animales!
Urge que entre en funciones la Agencia de Atención Animal para que todos los establecimientos dedicados a la reproducción, selección y crianza o venta cumplan con los requisitos que establece la ley. Sin distingos y sin amiguismos o chanchullos. ¡Basta de impunidad!
Los mencionados establecimientos. Deberán obtener de la Agencia una Clave de registro para reproducción, selección, crianza y venta de animales sintientes. Tendrán la obligación de acuerdo a la Ley de Atención Animal de registrar ante la Agencia a todos los cachorros y esterilizarlos para ponerlos a la venta. Y no podrá ser antes de los cuatro meses de nacidos. O sea que la venta de animales de mes o mes medio se pone fin. Al menos eso se pretende.
Además, los criadores deberán entregarlos con un certificado en el que especifiquen que se encuentran sanos. Desparasitados y sus primeras vacunas. Solo podrán venderlos enteros. A otros criadores debidamente registrados. Esto de acuerdo al artículo 28 de Ley que crea la Agencia de Atención Animal. Así o más claro. Con lo que hay que reconocer la voluntad del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel de aceptar una ley de vanguardia para controlar el maltrato animal.
Es por eso, que la familia animalista urge al Jefe de Gobierno, para que antes de que se deje la jefatura de gobierno. Designe al que dirigirá esta Agencia para evitar especulaciones de quienes tratan de apoderarse de ella. Porque entonces, habría sido en vano la lucha para ir en contra del maltrato. Ahí está la prueba con los goldens de Iztapalapa.