La producción de pollos en India viola las leyes de bienestar animal y seguridad alimentaria

Una nueva investigación de Igualdad Animal revela las crueles prácticas en la crianza de pollos en India, estas prácticas violan los estándares más básicos de bienestar animal y seguridad alimentaria

Redactado por: Staff

La impactante investigación recién lanzada por Igualdad Animal abarca todo el ciclo de vida desde el día que nacen hasta que se procesa la carne y fue llevada a cabo varias granjas de pollos en toda la India.
La organización protectora de los animales, Igualdad Animal, afirmó que según el Reglamento de 2011 sobre la seguridad alimentaria y las normas de India, los pollos deben ser sacrificados en un matadero con licencia, pero se infringen en casi todas partes. La condición antihigiénica de los mercados de carne también da lugar a la malaria, la fiebre tifoidea, la ictericia y otras enfermedades entre los residentes que viven en la zona.
La Norma de Prevención de la Crueldad a los Animales (Mataderos) de 2001 establece que los animales deben ser aturdidos antes del sacrificio, que nunca se practica.
“La investigación cubre todo el ciclo cruel al que son sometidas las aves, desde el día que nacen hasta que terminan en nuestros platos. Alrededor de 3.000 millones de pollos son matados cada año en el país; poco más de dos veces la población de India”, comentó Amruta Ubale, Directora Ejecutiva de Igualdad Animal en India.
La organización internacional ha pedido al gobierno de India que se exija la tecnología de determinación de sexo in-ovo. Los pollitos machos mueren de maneras perturbadoras: molidos, ahogados, quemados, aplastados y sofocados, o convirtiéndose en alimento vivo para peces.
Más de 180 millones de pollitos mueren de manera brutal cada año. Esta tortura y matanza innecesarias constituyen una violación directa de la Ley de Prevención de la Crueldad contra los Animales del país. La tecnología solicitada determina el sexo de los huevos antes de que se eclosionen lo que permite incubar solo los necesarios para el nacimiento de hembras. Esto evitará el nacimiento de más de 180 millones de polluelos y la brutal matanza que sigue a su nacimiento.