¿Cuáles son los mamíferos marinos más vulnerables a los varamientos?

El principal interés de los expertos es conocer qué especies y qué géneros varan con mayor frecuencia, además de estimar la conectividad genética entre las poblaciones locales y vecinas

Redactado por: Prensa Animal /Agencia Informativa Conacyt

Investigadores de la Universidad del Mar (Umar) estudiarán, por medio de análisis genéticos, los restos de mamíferos marinos que vararon en costas del estado. La secuenciación del ácido desoxirribonucleico (ADN) permitirá conocer sus características, como sexo, especie e incluso procedencia.
El principal interés de los expertos es conocer qué especies y qué géneros varan con mayor frecuencia, además de estimar la conectividad genética entre las poblaciones locales y vecinas.
Caracterización genética de los mamíferos marinos de la costa de Oaxaca es el proyecto, financiado por la misma institución, donde colaboran la doctora Valentina Islas Villanueva, el doctor Rolando Cardeña López, el maestro Francisco Villegas Zurita, la maestra Fátima Castillejos Moguel y la tesista de licenciatura Mónica Jheovanny López Aquino.
Valentina Islas, especialista en ciencias biológicas e investigadora de la Umar, indicó que por medio del análisis del ADN mitocondrial podrán conocer características de los individuos que han sido víctimas de varamientos en costas de Oaxaca. Para ello, se apoyarán en el banco de muestras que poseen desde 2010, y que consta de 38 biopsias de ballenas jorobadas en 20 varamientos.
Las muestras, en su mayoría, han sido tomadas por el doctor Francisco Villegas Zurita, con los permisos correspondientes de la Dirección General de Vida Silvestre de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). En el caso particular de las ballenas jorobadas, las biopsias fueron efectuadas durante las temporadas de avistamientos 2012-2013.
“Las muestras de ballena jorobada se tomaron con una ballesta y puntas modificadas especializadas, que permiten obtener un pequeño pedazo de tejido sin dañar al organismo”, puntualizó Valentina Islas.
ADN mitocondrial
Los trabajos comenzaron desde el 2016 con el análisis de la región control del ADN mitocondrial de las muestras de ballena jorobada, y continuará con el análisis de las muestras provenientes de varamientos. De acuerdo con la especialista, además de determinar la especie y sexo del mamífero, por medio de la secuenciación de un fragmento de la región control del ADN mitocondrial es posible tener una idea de la procedencia del animal, comparándolo con secuencias de la misma especie.
“En el proyecto estamos obteniendo información básica, en los casos en los que el área genital no es evidente o ya está descompuesto el tejido, podemos conocer el sexo de los individuos por métodos moleculares; de igual manera, si el organismo estuviera tan descompuesto que no se pudiera identificar, por medio de una secuencia de ADN podemos saber qué especie es”, precisó la especialista.
Agregó que este trabajo es un punto de partida para futuros estudios poblacionales de las especies, ya que estos necesitan un tamaño de muestra mayor, por lo que cada año aumentan el número de muestras y el número de especies.
“El ADN obtenido formará parte de un banco de muestras que se quedará en resguardo en la Umar, así que en el futuro podrían emplearse en un sinfín de proyectos, desde genética de la conservación hasta la exploración de genes relevantes en las adaptaciones a la vida marina, o incluso se podrían secuenciar genomas completos de estos organismos”.