Después de atender a más de mil 350 animales en Juchitán, Humane Society Internacional regresa a México a responder al terremoto de CDMX

La escasez de veterinarios y suministros veterinarios en Juchitán provocó que HSI montara la clínica y trajera los suministros

Redactado por: Staff

Humane Society International/México, organización líder en bienestar animal a nivel mundial, está listo y evaluando las necesidades de los animales para responder a la devastación causada por el sismo del pasado martes, de magnitud 7.1, tras el cual han fallecido más de 200 personas en Ciudad de México, Morelos y Puebla.
Los veterinarios de la organización pasaron los últimos cinco días en Juchitán, en el estado de Oaxaca, México, dando asistencia médico-veterinaria a los animales, después de la devastación del terremoto magnitud 8.2 que sucedió hace menos de dos semanas.
La Dra. Claudia Edwards, directora de programas de HSI/México, dijo: “Muchas partes de Ciudad de México, Morelos y Puebla están devastados y sabemos que la necesidad de ayuda humanitaria y para los animales va a ser inmensa. Les pedimos a las personas que se queden con sus mascotas. Si evacúan, por favor llévenlos con ustedes. Si ven un animal en peligro, por favor contacten a las autoridades locales. Estamos trabajando con grupos y gobiernos federal y locales para evaluar las necesidades de los animales y responderemos tan pronto nos sea posible, tomando en cuenta que la prioridad del gobierno en este momento es la seguridad humana.”
La Dra. Edwards acaba de regresar de Juchitán, donde lideró el equipo veterinario de HSI/México en respuesta al terremoto que afectó severamente a los estados de Oaxaca y Chiapas, en el sur del país.
Ese terremoto mató a más de 90 personas y destruyó miles de hogares en una región comúnmente afectada por desastres naturales y complejos problemas económicos. Para muchas personas que perdieron familiares y su patrimonio, los animales son lo único que les queda.
El equipo de HSI montó una clínica de emergencia y dio tratamiento a 1,350 animales, en su mayoría perros y gatos. La operación se llevó a cabo en coordinación con la Dra. Berenice Portillo, MVZ, y las organizaciones locales Defensoría Animal y Topos K9, así como con apoyo de las autoridades de protección civil.
La Dra. Edwards dijo: “Me conmovió mucho ver que la gente quiere tanto a sus animales y se preocupan por ellos. Cientos de personas vinieron de lejos para curar a sus animales y proveerles tratamiento. Muchos extendieron su compasión a los perros en situación de calle, a los que trajeron con sus mascotas. Mucha gente ofreció su ayuda para limpiar la clínica y avisar a la comunidad que estábamos ahí.”
Uno de estos perros callejeros era Juchito, que estaba severamente lastimado, incluso con un hueso expuesto. Uno de los niños de la comunidad lo trajo a la clínica, después de que pasara días en una calle cercana sin asistencia. Juchito fue enviado a la ciudad de Oaxaca, la capital, para tratamiento adicional. Ya se encuentra estable.
La escasez de veterinarios y suministros veterinarios en Juchitán provocó que HSI montara la clínica y trajera los suministros. HSI/México también ayudó a distribuir más de siete toneladas de comida para animales recolectada bajo la plataforma de Ayudemos a México, lo que permitió ofrecer alimento a más de 2,000 animales.