Firma Presidente Enrique Peña Nieto los Decretos de Declaratoria de tres Zonas Económicas Especiales

Están ubicadas en Puerto Chiapas, Coatzacoalcos y Lázaro Cárdenas-La Unión

Redactado por: Staff

La inversión productiva, la formación de capital humano y la buena educación que reciban la niñez y la juventud de estas regiones permitirá transformar la realidad que hoy viven, y esa es la apuesta y el rumbo que le estamos imprimiendo desde el Gobierno de la República, señaló.
Queremos dejar de lado la política asistencialista, la que dentro de la política social sólo busca llevar un apoyo económico, que a veces sólo alivia o mitiga la condición de pobreza pero que no la resuelve de fondo, dijo.
No vamos a permitir que la historia del sur-sureste siga marcada por la pobreza, la marginación y la desigualdad, afirmó.
Las Zonas Económicas Especiales serán un parteaguas en el desarrollo de esta entrañable región; marcarán un antes y un después en las oportunidades de superación de las familias y de sus comunidades, expresó.
Como siempre, México no se detiene, y eso es lo que realmente hay que celebrar: Banco Interamericano de Desarrollo.
El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, firmó hoy los Decretos de Declaratoria de las Zonas Económicas Especiales de Puerto Chiapas, Chiapas; Coatzacoalcos, Veracruz; y Lázaro Cárdenas-La Unión, en los estados de Michoacán y Guerrero, e inauguró el Agroparque Sur-Sureste Chiapas.
Resaltó que “es la inversión productiva, la formación de capital humano, la buena educación que reciban la niñez y la juventud de esta región, lo que va a permitir transformar la realidad que hoy viven, y esa es la apuesta y el rumbo que le estamos imprimiendo desde el Gobierno de la República”.
“Queremos dejar de lado la política asistencialista, la que dentro de la política social sólo busca llevar un apoyo económico, que a veces sólo alivia o mitiga la condición de pobreza, pero que no la resuelve de fondo”, subrayó.
Añadió: “No vamos a permitir que la historia del sur-sureste siga marcada por la pobreza, la marginación y la desigualdad. Las Zonas Económicas Especiales serán un parteaguas en el desarrollo de esta entrañable región; marcarán un antes y un después en las oportunidades de superación de las familias y de sus comunidades”.
“Con el esfuerzo y el compromiso de todos los que han hecho realidad esta iniciativa, confío en que cambiaremos el modelo de desarrollo regional y sentaremos las bases de un nuevo perfil industrial para el siglo XXI en esta región de nuestro país”, expresó.
El Primer Mandatario señaló que las Zonas Económicas Especiales están definidas como “la demarcación geográfica, la definición de un polígono o una demarcación territorial que tiene condiciones muy particulares otorgadas a partir de una política pública que el Gobierno ha establecido para hacerla altamente atractiva a la inversión”.
Ello, dijo, “es a partir de los incentivos, particularmente fiscales, de la capacitación y mano de obra, o del capital humano que aquí habrá de prepararse y formarse a partir de la infraestructura que habrá de detonarse para hacer de estas Zonas Económicas lugares con un gran potencial de desarrollo”.
El Titular del Ejecutivo Federal informó que en Puerto Chiapas, “la demarcación territorial que tiene los incentivos que hoy se generan en este Decreto es de 8 mil 216 hectáreas”; en Lázaro Cárdenas-La Unión es de 5 mil 451 hectáreas, y en Coatzacoalcos es de 8 mil 263 hectáreas.
Destacó que “tomamos este modelo, que ha sido exitoso en otras partes del mundo, para asegurar o lograr desde la política del Gobierno Federal que las zonas con mayor rezago y mayor pobreza de nuestro país puedan incorporarse al desarrollo, y puedan tomar el mismo ritmo de crecimiento y de desarrollo económico que el resto del país”.
Aseguró que “la parte sur de nuestra geografía es la que enfrenta los mayores retos y las condiciones de pobreza, y queremos que eso cambie, queremos que esa realidad se modifique y que el sur del país pueda tener las oportunidades de desarrollo y crecimiento que tiene el resto del país”.
“Ese es el México y esa es la realidad que visualizo hacia adelante para el sur de México, para Chiapas, para Guerrero y para Oaxaca, para Coatzacoalcos, para Lázaro Cárdenas, en Michoacán, donde estoy seguro que el futuro será uno muy distinto del que hoy estamos apreciando; será uno de prosperidad, de desarrollo, de bienestar y de mayores oportunidades para su sociedad”, indicó.
El Presidente Peña Nieto puntualizó que “las tres zonas hoy decretadas parten de tener ya comprometidas inversiones del sector privado”.
“Hoy, en estas tres Zonas Económicas Especiales decretadas se prevén inversiones, a partir de los compromisos que han adquirido empresas, que han firmado, que han suscrito, de por lo menos 5 mil 300 millones de dólares, y la generación de más de 12 mil empleos en los próximos dos o tres años”, afirmó.
“Estamos conscientes de que esta transformación no será fácil, ni tampoco rápida; que, eventualmente, va a trascender a esta Administración y seguramente a otras, pero estamos sembrando sobre un terreno fértil, estamos sembrando un modelo de desarrollo donde más se necesita y donde hoy más se demanda, en las zonas de nuestra geografía que viven en condiciones de mayor rezago social y de mayor pobreza”, agregó.
“Nos atrevimos a abrir una nueva ruta para potenciar el desarrollo del sur-sureste, y hoy lo estamos consiguiendo. Estamos dando ese paso y estamos hoy decretando la creación de estas tres Zonas Económicas Especiales en Chiapas, en Veracruz, en Michoacán y en Guerrero”, refirió.
Hizo votos porque “este modelo de desarrollo que hoy estamos impulsando depare a estas entidades marcadas, repito, por la desigualdad, la pobreza y la marginación, la oportunidad de alcanzar desarrollo, prosperidad y bienestar para sus sociedades”.
En el evento, el Primer Mandatario expresó su solidaridad con las familias de las personas fallecidas a consecuencia de los recientes sismos, y pidió guardar un minuto de silencio para honrar la memoria de quienes perdieron la vida.
El Secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, destacó que para establecer las Zonas Económicas Especiales se sumó “un paquete de estímulos fiscales inéditos, el cual implica renta, IVA, cuota de seguridad social, y otros derechos que por un horizonte largo de tiempo no habrán de gravitar sobre quien escoge invertir en ellas”.
El paquete involucra también un esfuerzo importante de gasto, agregó, “empezando por la propia adquisición de la zona federal, una definición de un perímetro alrededor de la misma, y la certeza en ley de que este proyecto habrá de tener visión de largo plazo”.
Subrayó que la mesa está puesta para que se voltee a ver al sur-sureste como una plataforma de desarrollo, y reconoció a los empresarios que están volteando a ver el sur para arriesgar sus inversiones y recursos. Apuntó que esta Zona Económica habrá de materializarse, no solamente en su arquitectura jurídica, sino en inversiones que generarán empleos en la región.
El Decreto firmado por el Primer Mandatario le cambia desde hoy el rostro a Chiapas, Veracruz, Guerrero y Michoacán, y antes de que termine el año, a Oaxaca y a Progreso, resaltó, y añadió que se estará concluyendo la Administración con Zonas Económicas Especiales que estén generando empleos.
El Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno Mejía, afirmó que, como siempre, “México no se detiene, y eso es lo que yo creo que realmente hay que celebrar”.
“Nada de esto sería posible, señor Presidente, sin el conjunto de reformas que usted hizo en el primer año de su Gobierno, que parece que fue hace mucho tiempo, para algunos”, y no hay duda que son las amarras que se soltaron para permitir las inversiones en el país, añadió.
El Presidente del BID resaltó: “celebró lo que son los mexicanos, porque a pesar del dolor, a pesar de las enormes dificultades, al mexicano siempre lo para el orgullo y su amor por la Patria, y eso fue, justamente, lo que vimos en estos días. Yo sé las enormes angustias de todas las gentes que perdieron su vivienda, o los colegios o sus seres queridos”.
Gerardo Gutiérrez Candiani, titular de la autoridad federal para el desarrollo de las Zonas Económicas Especiales, señaló que “con estas primeras Zonas Económicas Especiales vendrán inversiones, programas y obras públicas y privadas que generarán miles de empleos aquí, en Puerto Chiapas, con influencia en todo el estado y Centroamérica; en Lázaro Cárdenas, con efectos en Michoacán y Guerrero; y en Coatzacoalcos, Veracruz, como parte del desarrollo del Istmo”.
Afirmó que este día es histórico porque el Primer Mandatario pone en marcha “tres poderosos detonadores para acelerar esa reactivación, e impulsar el crecimiento regional sostenido que se requiere para superar, definitivamente, esas condiciones de pobreza y desigualdad”.
Indicó que la razón de este gran proyecto es que como país “tenemos que invertir a fondo en una infraestructura humana y productiva que permita potencializar al sureste en términos de competitividad, inversión, integración nacional y global, y sobre todo en inclusión social”.
Hoy, dijo, “refrendamos nuestro compromiso con el país y los mexicanos. Que las Zonas Económicas Especiales, señor Presidente, cumplan con este papel detonador frente a la mayor asignatura pendiente de la nación, por un México que siempre sea igual”.
El Gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, aseguró que el día de hoy se hace historia al firmarse la declaratoria oficial de la primera Zona Económica Especial de México “aquí en la frontera sur, junto con la de Coatzacoalcos y la de Lázaro Cárdenas”. Para la entidad “es fundamental generar empleo, y la Zona Económica Especial será un parteaguas en nuestra historia”, indicó.
Al referirse a la inauguración del Parque Agroindustrial de Puerto Chiapas, el Mandatario estatal señaló que la obra representa un compromiso presidencial que el Primer Mandatario hizo como candidato a la Presidencia de la República, “y que usted está cumpliendo hoy como Presidente de todos los mexicanos”.
“No tenemos la menor duda de que las Zonas Económicas Especiales llegaron para quedarse y marcarán un antes y un después en la historia de México y de Chiapas, para los estados del sur de México”, afirmó.
El Presidente del Consejo de Administración de Arcelor Mittal, Lakshmi Narayan Mittal, aseveró que con la Declaración Presidencial de las Zonas Económicas Especiales se celebra un hito muy importante, porque dicha iniciativa cambiará el cómo se ve México hacia adelante y la transformación del sureste del país.
El empresario acerero anunció una inversión de mil millones de dólares para los próximos tres años, “para que tengamos la demanda mexicana de los productos de acero”.
“Vamos a modernizar la capacidad de Lázaro Cárdenas, en Michoacán, y vamos a invertir en una serie de operaciones que significan mayor producción que coincida con la demanda de insumos en México. Esto permitirá generar 800 nuevos empleos de manera directa y 3 mil empleos indirectos en Michoacán y los estados aledaños. Quisiera decirles que estoy orgulloso y apasionado de México, que continuaremos invirtiendo en mejoría de las familias mexicanas”, sostuvo.
El Presidente del Consejo de Administración de la empresa CYDSA, Tomás González Sada, afirmó estar convencido de que la iniciativa de las Zonas Económicas Especiales traerá grandes beneficios para el país en el corto, mediano y largo plazos, y que en la iniciativa privada “estamos listos para realizar todo lo necesario que apoye el desarrollo del bienestar y el progreso de nuestro México”.
Dijo al Presidente Enrique Peña Nieto que, al propiciar este progreso y bienestar, los empresarios aprovecharán todas las oportunidades de inversión y desarrollo que se presenten y que tanto necesita nuestro país.
“Nuestras sinceras felicitaciones por esta declaratoria de avance económico que, sin duda, llevará a estas Zonas Económicas Especiales a nuevos niveles de superación”, puntualizó.