La lucha contra el fuego, una lucha por la vida

Historias de combatientes, experiencias entre las llamas

Redactado por: Staff

La lucha contra los incendios forestales, es una lucha por la vida tanto de los bosques como de los animales, y de las personas que se ubican dentro o cerca de los perímetros que devora el fuego, así comentan los combatientes de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).
Durante el mes pasado, los combatientes lucharon en apoyo de Canadá, este país del norte sufrió fuertes incendios que diezmaron miles de acres de bosques, por lo que en un gesto solidario México aportó su apoyo con cuadrillas de combatientes expertos en incendios.
Cristian Camacho, quien es parte de las cuadrillas de combatientes de la Conafor en la Ciudad de México y en entrevista para Prensa Animal cuenta su experiencia de apagar el incendio en Canadá.
“El hecho de salir a combatir a otro país implica ir emocionado, y combatir otros tipos de combustibles, otro tipo de topografía, no es el mismo comportamiento de un incendio aquí en México como lo es en Canadá, son montes muy tupidos de abeto, oyamel, pino y es mucho más extenso el territorio que tienen en Canadá, por eso mismo se propagan muy rápido los incendios y se hacen muy rápido, es una buena experiencia y creo que aprendí mucho de eso”, explicó Cristian Camacho.
Agregó “me dedico a combatir los incendios forestales dentro del país y en esta ocasión pues fuera del mismo”.
“Un combatiente, creo que el nombre lo dice todo, nos dedicamos a sofocar incendios forestales, a resguardar los bosques y cuidar las áreas naturales protegidas, cuidarlas de que no sufran mayores daños por causas de incendios forestales”, comentó.
Los combatientes deben contar con equipo especial, por lo que explicó “ocupamos botas para campo, pantalón, camisola, guantes, googles, botiquín de medicamentos por cualquier situación de emergencia, en éste traemos para picadura de moscos, de víboras, todo tipo de medicamentos si se llegara a requerir”.
Asimismo, dijo que las causas de los incendios pueden ser “las altas temperaturas, quemas agrícolas se salen de control, hay muchas quemas que se hacen sin las debidas precauciones, desgraciadamente la mano humana genera mucho los incendios forestales”.
Explicó que “aquí en el país la mayoría de las causas son porque las quemas agrícolas se salen de control; también la gente que sube a acampar prende fogatas para consumir alimentos, las dejan prendidas, lo que provoca que en un lapso de una o dos horas se genera un incendio forestal”.
Asimismo, Cristian Camacho dijo que la gente que no tiene experiencia no debe arriesgarse a intentar apagar un incendio sino cuenta con la capacitación o la asesoría de expertos
“No se les recomienda que ellos intenten apagar un incendio si no están capacitados para ello, lo más factible que pueden hacer si están dentro del bosque, hay muchos anuncios, hay teléfonos, hay campamentos forestales, acudir a uno de ellos y dar parte a la brigada que está allí, para que así mismo se atienda ese incendio”.
Otra historia de combatientes es la de Álvaro García, quien también forma parte de las brigadas de Conafor que asistió en apoyo a Canadá, y comentó “nos solicitaron el apoyo de combatientes en Canadá, hay un convenio en el cual podemos nosotros ir a combatir incendios a ese país”.
Para Álvaro García la experiencia fue única pues “primero que nada, conocer el terreno canadiense, sus técnicas de combate, la experiencia fue muy grata, aprendimos muchas cosas, complementamos muchas otras que ya sabíamos y fue mucha experiencia la que adquirimos allí.
Ante todo, al llegar a los bosques canadienses “lo primero que llegamos, bueno nos dieron a saber cómo era el comportamiento del fuego, los riesgos que tenía, lo que teníamos que tomar en cuenta en cuestión de seguridad, después de allí nos llevaron a la línea de combate, pero no sin antes darnos una explicación de cómo estaba el incendio”.
Los bosques tienen sus propias características “principalmente nosotros fuimos a parte en liquidación, los bosques era tipo montaña, muy muy poblado, especies pino, pino boreal y regularmente lo que teníamos que ver, checar las condiciones del fuego, es el triángulo del fuego, es oxígeno, combustible y fuego. prácticamente de ahí ya comenzamos a trabajar sobre la línea, en liquidación con líneas húmedas, con agua, atacábamos directamente toda la compactación que teníamos del combustible”.
Un tema importante era como atender el fuego, pero también estar en alerta con la fauna, principalmente los osos y alces, pue en una situación de incendios los animales se encuentran en estado de estrés y buscan salidas, por lo que se tiene que actuar con precaución.
De esta manera los brigadistas mexicanos demostraron su valor y capacidad para enfrentar no solo los incendios en su país sino también el brindar apoyo y solidaridad a otras naciones.