Corazones nobles, corazones rescatistas, Rescate Topos K9 México

Martín Ayala, Kristel Delgado y Raúl Hernández, de la Brigada de Rescate K9, realizaron una demostración a Prensa Animal, del entrenamiento que realizan los perros de rescate

Redactado por: Staff

De entre los 45 perros binomio de rescate que intervinieron en los derrumbes de los edificios de la Ciudad de México, y que salvaron personas, tanto en el edificio de Álvaro Obregón 286, el de Amsterdan, en Xochimilco, y Villa Coapa, destacan dos binomios: Zuzu y Kira, dos canes, Pastor Belga Mallinois, que pertenecen a la Brigada de Rescate Topos K9.
Martín Ayala, Kristel Delgado y Raúl Hernández, de la Brigada de Rescate K9, realizaron una demostración a Prensa Animal, del entrenamiento que realizan los perros de rescate, que comienzan desde los 2 meses de edad, con rutinas, juegos, con un objeto que se llama kon, y tacos, a través de la técnica del refuerzo positivo, que consiste en disciplina y juego.
Raúl Hernández, binomio de Kira, afirma que poco a poco el perro va mostrando los lugares, y marcando los sitios, en donde busca personas vivas, por que para eso está entrenada, sin embargo, precisa que hay otros perros que buscan cadáveres, pero no es el caso de Kira.
Afirma que en este tipo de rescates, cuando las estructuras se derrumban, existe el riesgo para el perro de que al momento de introducirse en los agujeros, podrían colapsar los pedazos de cemento que haya, y atrapar al animal, “lo cual es el precio, salvar vidas”.
Ante la fiebre social que surgió en torno de la perrita rescatista Frida, que es can de la Marina Armada de México, Kristel Delgado Galán, advierte que derivado de este revuelo mediático al que han sido sometidos los perros, la gente podría volcarse a comprar o adquirir este tipo de razas, por lo que hizo un llamado para que no lo hagan, pues estos perros necesitan un tipo de entrenamiento especial, además de alimentación especial, y no es fácil “no lo hagan, requiere dos años de trabajo, y 4 horas con el perro para adiestrarlo, no es fácil, mejor adopten un perro al que le den amor”.
Explicó que este tipo de perro requiere muchos gastos, e insistió que mejor adopten los perros que se quedaron sin casa, que no adquieran este tipo de animales por moda, sino que mejor adopten los animales damnificados.
Por su parte Martín Ayala, desmintió a las personas que creen que este tipo de perros sufren algún tipo de maltrato, pues asegura que su entrenamiento consiste en un juego, con un objeto especial, y cuando trabaja, sólo lo hace un lapso de 20 minutos, y cuando descansa, vive en su casa junto su binomio, con su cama, su comida, su agua, y su descanso.
Finalmente, Kristel Delgado hace un llamado a la ciudadanía para que no crea en las colectas que mucha gente realiza a nombre de la agrupación Topos K 9, y que no se deje engañar, por que ellos no piden colectas de ninguna especie, pues no la necesitan, por lo que advierten que nadie debe andar pidiendo a su nombre.