Frida: ¿heroína o herramienta?

Existe una controversia palpable con el tema de Frida y los perros de rescate. Hay quien por un lado sostiene que los perros de rescate no pueden ser héroes, pues para serlo debe existir una palpable conciencia a sacrificar su vida por la del otro

Redactado por: Patitas en la Tierra T.S. Dulce Kim Presidenta de México Renace Verde A.C

El pasado 19 de Septiembre la Ciudad de México y otros Estados vivieron una vez más un terremoto con resultados catastróficos para muchos ciudadanos. Y aunque a voz de historiadores de las mejores crónicas mexicanas, muchos abuelos nos cuentan que no fue equiparable con el de 1985; aún así al día de hoy tenemos cientos de familias y personas damnificadas.
Gente de todos los estados y países, volcaron esfuerzos para salvar la mayor cantidad de vidas posibles. Esta vez, vidas humanas y no humanas. Quien tenga acceso a redes sociales recordará videos y fotos donde de entre los escombros, la vida vio la luz nuevamente.
Y vaya que los protagonistas aunque muchos humanos no sólo partícipes desde instituciones de gobierno como la Marina, el Ejército y los Bomberos….Ciudadanos de a pie, nuevamente salieron a las calles a ayudar en lo que fuera posible, nos encontramos con una nueva forma de héroes que se popularizaron en medio de todo ese bullicio.
Hablo de los perros de rescate, pasadas las horas atendíamos atentos a las noticias de muchas fuentes donde se reportaban una tras otra, el rescate de personas con vida gracias a las labores de los binomios que trabajaban sin descanso.
Sí, sin descanso…Tan es así que después de muchas horas de trabajo, veíamos a la popular Frida incluso en programas de televisión y entrevistas notablemente fastidiada junto con sus compañeros de rescate a la voz de ¡foto, foto!
Existe una controversia palpable con el tema de Frida y los perros de rescate. Hay quien por un lado sostiene que los perros de rescate no pueden ser héroes, pues para serlo debe existir una palpable conciencia a sacrificar su vida por la del otro. Una conciencia tal, que debe ser voluntario querer ejecutar el acto mismo y arriesgar su vida.
Y es que, un entrenamiento para perros de rescate se basa per se en condicionar al can a través de un refuerzo estímulo respuesta. Pero qué hay entonces de los perros que también rescataron gente y salvaron vidas sin entrenamiento muchos de ellos perros sin hogar. Que sin ser entrenados realizaron este acto de heroísmo.
Y por supuesto que un entrenamiento incluye maltrato. Y no sostengo que los entrenadores o su complemento los binomios los maltraten, el simple hecho de obligarlos a hacer cosas fuera de su naturaleza es considerado maltrato. También lo es el darles a los animales un fin utilitario.
En este sentido además, aunado a la ignorancia de muchas personas…Y al abuso de la imagen de Frida y compañía, no faltó el astuto que comenzó a promocionar a sus golden que, similares a Frida se dejaban ver los letreros en internet de páginas de ventas de animales “compra a tu Frida” de venta aquí.
Platicando con una amiga periodista, escritora y luchadora por los Derechos Humanos y Animales sostenía…”y es que tomamos a Frida y a los perros de rescate como símbolo de todo lo bueno que significó esto, porque los animales son incorruptibles, son nobles, no tienen los vicios y las mañas de los humanos”.
Este comentario se me hizo muy atinado, pues justo antes leíamos una nota donde una persona tomó la tarjeta bancaria de una joven muerta en el terremoto, y gastó los ahorros pocos o muchos en ropa y tiendas departamentales. Mención aparte los robos a casas que quedaron inhabitables, las despensas que la gente donó y que hoy se rematan en los tianguis y un sinfín de etcéteras.
Bajo esta lógica nos queda mucho por analizar. En un país donde aparentemente se respiró junto con el miedo un aire de hermandad y cooperación, no cabe duda que el fenómeno de Frida y los perros de rescate pero sobretodo su contexto y lo que representa en la lucha por los derechos de los animales tendrá tela para cortar por un buen rato.