Destruye Profepa 288 piezas de taxidermia, productos y subproductos de vida silvestre en Guerrero

Se destruyeron mediante la incineración, con el uso de una caldera industrial, 288 piezas de cadáveres, productos y subproductos de vida silvestre

Redactado por: Staff

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) ejecutó la destrucción de 288 piezas de taxidermia, productos y subproductos de ejemplares de especies de vida silvestre, decomisados como resultado del combate al tráfico ilegal de vida silvestre en el estado de Guerrero.
Los subproductos de vida silvestre destruidos consistían en modelos disecados o taxidermias de 24 Armadillos (Dasypus novemcinctus), 1 Zorrillo (Mephitis macroura), 4 Mapaches (Procyon lotor) y 1 Tlacuache (Didelphis marsupialis); además de recortes y partes de piel de varias especies, entre ellas: 1 piel curtida de Iguana negra (Ctenosaura pectinata), 1 de Jaguar (Panthera onca), 2 deAvestruz (Struthio camelus), 1 de Cocodrilo de río (Crocodylus acutus),1 de Boa o Mazacuata (Boa constrictor) y 1 en taxidermia de Yaguarundí (Puma yagouaroundi).
Aunado a dichos subproductos fueron incinerados también 233 huevos de tortuga golfina(Lepidochelys olivácea), especie enlistada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, bajo la categoría En Peligro de Extinción (P), así como también productos consistentes en 8 monederos de piel de boa, 1 bolsa de piel de cocodrilo, 1 bolsa con cabeza de cocodrilo, 1 garra de oso (piel) con garras de resina, 3 pulseras de piel de felino, 2 pulseras de piel de cocodrilo y 2 pulseras de piel de boa.
De las especies antes mencionadas, las siguientes se encuentran enlistadas en la citada NOM-059-SEMARNAT-2010: Boa o Mazacuata (Boa constrictor), Iguana negra (Ctenosaura pectinata) y Yaguarundí (Puma yagouaroundi)con categoría de Amenazadas (A); Tortuga Golfina (Lepidochelys olivácea) y Jaguar (Panthera onca)en categoría de Peligro de Extinción (P); y el Cocodrilo de río (Crocodylus acutus) como especie Sujeta a Protección Especial (Pr).
La destrucción de las 288 piezas de vida silvestre obedece a la disposición final de bienes decomisados por esta autoridad en distintos procedimientos administrativos y causas penales integradas; su destrucción se realizó por el método de incineración en un horno industrial ubicado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Acapulco de Juárez, Guerrero.
Es importante recordar que el tráfico ilegal de vida silvestre comprende la apropiación, comercialización, explotación o tenencia de ejemplares, productos o subproductos de fauna y flora silvestres, en contravención de las leyes y tratados nacionales e internacionales.
Esta actividad delictiva es considerada como la cuarta más importante en todo el mundo, después del narcotráfico, la falsificación y el tráfico de personas, colocando en estatus de peligro de extinción a 2,606 especies nativas de México.
Como parte de la estrategia para combatir el tráfico ilegal de especies de vida silvestre, la PROFEPA realiza acciones sustantivas de aplicación de la ley, tendientes a detener la extracción, el transporte y tráfico ilegal; incluyendo la participación de la ciudadanía para desalentar su demanda en función de las consecuencias negativas que esta actividad criminal deja a las especies silvestres.
La PROFEPA invita a la sociedad en general a NO adquirir ejemplares, productos y subproductos de vida silvestre de manera ilegal, sin la documentación adecuada que acredite su legal procedencia, y que además NO provenga de un aprovechamiento sustentable, para contribuir a la permanencia de las especies y evitar su extinción.