México debe dar autonomía a la CRE y la CNH, así como lo hizo con la ASEA: OCDE

Los tres órganos regulares firmaron un “convenio marco” en el que destaca un decálogo para la regulación inteligente: CRE

Redactado por: Ulises García

Así como se otorgó autonomía la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), es necesario que se haga lo mismo con la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH, recomendó la directora de la Gabinete de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y Sherpa ante el G20, Gabriela Ramos.
Durante la presentación del informe “Impulsando el Desempeño de los Órganos Reguladores en Materia Energética de México”, en las instalaciones de la CRE, Ramos señaló que la autonomía para los tres órganos reguladores tiene como finalidad el coordinarse y planear un rumbo definido, “de forma sistemática y transexenal”, ya que “comienzan con una nueva etapa por las reformas que se hicieron”.
Es un buen inicio para los tres órganos reguladores del sector energético –dijo- pues se estima que se añadirá al PIB de México al año 2040 el billón de dólares, según datos de la Agencia Internacional de Energía.
También entre las recomendaciones para los tres órganos reguladores están el que aprendan a ser independientes, trabajar de manera coordinada, crear planes estratégicos a 3 o 5 años, entre otros, para que así se avance hacia la transparencia “como lo hacen naciones como España, que utilizan instrumentos clave basados de experiencia internacional, que van dirigidos a la rendición de cuentas”.
En el uso de la voz, el presidente de la Comisión de Energía en el Senado de la República, Salvador Vega Casillas, respondió a la OCDE que la petición “llegaba en el momento oportuno para discutirse la autonomía de la ASEA en este periodo ordinario de sesiones en el Congreso”, pero que también se deberá discutir los posibles cambios “para pulir” las leyes ya que “estamos de una madurez muy acelerada (de los órganos reguladores)”.
En cuanto al tema de la certidumbre, la presidenta de la Comisión de Energía en San Lázaro, Georgina Trujillo, sostuvo que buscarán mecanismos para garantizarlo, así como de “mejores instrumentos para que los (órganos) reguladores hagan su trabajo, ya que así se consolidaría esta reforma”.
Mientras que Leonardo Beltrán, Subsecretario de Planeación y Transición Energética destacó la relevancia de la reforma energética y la parte esencial que conforman sus reguladores, pues al contar con “reguladores robustos nos ha permitido asegurar inversiones por 80 mil millones de dólares en el sector energético hasta el día de hoy”.
Por su parte, Guillermo García Alcocer, Comisionado Presidente de la CRE, refirió que al conformar, junto con su pares, “el Sistema de Reguladores del Sector Energético”, fue “para supervisar y regular de manera coordinada con una estrategia inicial para el periodo 2017-2022”; debido a que los tres órganos regulares firmaron un “convenio marco” en el que destaca un decálogo para la regulación inteligente y “asumir con responsabilidad las recomendaciones que hace la OCDE”.
Finalmente, Juan Carlos Belausteguigoitia, Director del Centro ITAM de Energía y Recursos Naturales, destacó que el gobierno federal no se retira del sector energético, sino que “está dando las reglas y haciendo que se cumplan pues se trata de un sector de alto grado de dificultad, y para ello “se necesita regulación”, aunque tiene un problema, “la contaminación atmosférica”.
“Son entre 16 mil y 20 mil muertes prematuras al año por problemas de contaminación atmosférica, equivalente al 3 o 4% del PIB”, lamentó Belausteguigoitia. “Entonces, es bienvenido el incremento en la actividad en estos sectores, pero con el debido cuidado y a la protección del medio ambiente e industrial”, acotó.