Supervisan instalaciones marítimas para la protección de la Vaquita Marina

El nido se encuentra listo para recibir a los primeros ejemplares de vaquita marina que serán rescatados en las expediciones que comenzaron el 13 de octubre en el Alto Golfo de California

Redactado por: Staff

El Secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, visitó las instalaciones marítimas del santuario de la vaquita marina, conocidas como El nido, acompañado del comisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Alejandro Del Mazo Maza y por el comandante del sector naval de San Felipe, Baja California, Contralmirante Marco Antonio Pescina Ávila.

Antes, en la Estación Naval de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima (ENSAR), el funcionario federal agradeció a los infantes de la Secretaría de Marina su apoyo para la realización del mayor programa de conservación de una especie, y desde ahí partió a bordo de una embarcación tipo defender hacia el “Acuario de Mar para Vaquitas”.

Ya en el santuario, Pacchiano Alamán estuvo acompañado, además, por los científicos Lorenzo Rojas, de la Semarnat, y Citnhya Smith, de la National Marine Mammal Foundation, quienes lideran esta iniciativa de colaboración pública y privada para la conservación, protección y recuperación del cetáceo más pequeño del mundo y endémico de México (Vaquita CPR).

El nido fue remolcado meses atrás desde Ensenada, alrededor de la península de Baja California, por una embarcación del Museo de la Ballena, y se encuentra listo para recibir a los primeros ejemplares de vaquita marina que serán rescatados en las expediciones que comenzaron el 13 de octubre en el Alto Golfo de California.

Las instalaciones marítimas se localizan a una distancia de 1.5 millas náuticas de las terrestres, y se encuentran protegidas de los vientos del norte y del noreste por el cerro “el Machorro”. En su interior, se han preparado dos resguardos naturales de 6 y 9 metros de diámetro, respectivamente. Cuentan además con una estructura flotante para la observación y cuidado de las vaquitas.
El nido, de forma circular y con un diámetro total de 40 metros, pasó por estrictas pruebas de inclinación y flotabilidad; tiene una profundidad de 4 metros y cuenta con áreas para la observación por parte de biólogos y veterinarios. Tiene un sistema de cabos al interior que sujeta las estructuras de resguardo natural, vigiladas en todo momento por el comando de fuerza de tarea a cargo de la Secretaría de Marina.

En el polígono de protección establecido para la vaquita marina continúan restringidas la navegación, las actividades de pesca y de turismo náutico, desde el 11 de octubre hasta el 17 de diciembre del año 2017.