Reconoce ALDF a binomios caninos que apoyaron en rescate de sismo

Destacan la creación de la Agencia de Atención Animal, que convierte a la CDMX en una capital de vanguardia en la protección y tenencia responsable de los animales

Redactado por: Staff

Nalah, Mina, Hueso, Baco, Cairo, Gala, Malí y Frida, binomios caninos, recibieron de la Asamblea Legislativa un reconocimiento por su labor en el terremoto del pasado 19 de septiembre.

Ante la asistencia de rescatistas voluntarios, y dos perritos que fueron rescatados: Nati de Yaiza Bejos y Max de Brenda Méndez, el diputado Víctor Hugo Romo, presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación, destacó que la labor desde la ALDF para la creación de la Agencia de Atención Animal, que convierte a la CDMX en una capital de vanguardia en la protección y tenencia responsable de los animales.

Consideró que la creación de este organismo de protección animal, hace a la Ciudad más humana y resiliente en favor de seres vivos como los perros, con lo que se reafirma el compromiso irrestricto a favor del respeto y la protección de estos seres, en consonancia con el clamor de organizaciones sociales.

“Los animales de compañía son un miembro más de miles de familias en la Ciudad de México, son seres vivos vulnerables que requieren del auxilio ante una catástrofe como la que vivimos hace apenas 33 días”.

Por su parte, el diputado Xavier López Adame presidente de la Comisión del Medio Ambiente en la ALDF encabezó la entrega de reconocimientos a voluntarios y binomios que apoyaron durante fecha, que dijo, ha quedado marcada en la vida de la sociedad y de la Ciudad de México, como una coincidencia impensable por los grandes sismos de 1985 y ahora el de 2017.

Destacó que se trató de un homenaje fundamentalmente a la vida de todos aquellos voluntarios que salieron en ambas ocasiones a la calle a tratar de ayudar a sus hermanos, así como elementos de Protección Civil “que se la rifaron en los días de emergencia”, y a los elementos de Seguridad Pública, la Marina, el Ejército y la Policía Federal.

Reconoció la importante labor de los binomios caninos y sus compañeros humanos entrenados en la búsqueda y rescate de personas vivas, así como en la localización de restos humanos.

“Esta Ciudad, esta Asamblea que ha sido líder en legislación en materia de bienestar animal, le rinde un tributo a los binomios caninos cuya participación fue esencial para la localización y rescate de vidas humanas, así como para la localización de personas que desafortunadamente perdieron la vida, pero que para resignación de sus familias no son una cifra dentro de la lista de desaparecidos”.

Luego de otorgar dichos reconocimientos a 5 unidades de binomios , dijo que la recién creada Agencia de Atención Animal, cuya titular es Sandra Hernández Méndez, ha recibido un decidido respaldo y apoyo del Jefe de Gobierno, Miguel ángel Mancera , con lo que se demuestra que gobierno y sociedad no están separados , y que con la integración de esfuerzos y su correcta aplicación y canalización ante una emergencia, se puede atender a los más desamparados como son los animales de edificios colapsados.

Al respecto, el Consejero Jurídico y de Servicios Legales de la Ciudad de México, Manuel Granados Covarrubias, en representación del Jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, reconoció la labor de los binomios caninos que en todo momento se convirtieron en una esperanza de vida.

Destacó que la CDMX sigue de pie, sigue siendo fuerte y que el gran homenaje que se le puede rendir a todas y todos los que perdieron la vida el pasado 19 de septiembre, es seguirse preparando cada vez más y prevenir.

Por su parte Sandra Hernández, Directora General de la Agencia de Atención Animal de la CDMX, reconoció que la agencia fue creada para los animales y fue la sociedad, asociaciones protectoras de animales, asociaciones civiles, la academia, la comunidad científica e instancias gubernamentales las que le dieron vida.

Destacó la labor de los perros rescatistas que junto con sus entrenadores ayudaron a salvar vidas tanto humanas como animales, demostrando que todas las vidas son iguales.