Asegura Profepa 18 palmas abanico por no acreditar legal procedencia en San Ignacio, B.C.S.

Los ejemplares se encontraban en la plataforma de un tráiler para su transporte y posterior uso como ornato

Redactado por: Staff

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) realizó el aseguramiento precautorio de 18 ejemplares de Palma Abanico (Washingtonia robusta) que se encontraban en la plataforma de un tráiler en la población de San Ignacio, municipio de Mulegé, B.C.S., debido a que el inspeccionado no acreditó su legal procedencia.
Al recibir una llamada telefónica alertando de un vehículo tipo tráiler que se encontraba en los palmares de la localidad de San Ignacio, municipio de Mulegé, Baja California Sur, cargado con Palmas, personal de inspección y vigilancia de la PROFEPA de manera inmediata se presentó en dicho lugar, constatando los hechos.
Al encontrar en flagrancia al chofer del vehículo en posesión de las 18 Palmas, se le solicitó exhibiera la documentación para acreditar la legal procedencia de los ejemplares, sin que la presentara al momento de la inspección.
Por lo anterior, se procedió al aseguramiento precautorio de los 18 ejemplares de Palma Abanico y del vehículo tipo tráiler donde se encontraban.
La Palma Abanico es una palmera de la familia Arecaceae, contronco robusto, esbelto y simple de hasta 30 metros de altura, engrosado en la base, revestido por los restos de las hojas ya secas que forman un característico aditamento, aunque desaparece con el tiempo.
Es una especie originaria del sur de la península de Baja California, donde crece en cañadas y cañones con agua corriente, aunque de manera esporádica se encuentra también en la mitad de la misma península y algunos sitios de Sonora.
De acuerdo al Artículo 165 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS), el inspeccionado podría ser sancionado con multa por el equivalente de 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización vigente y su decomiso definitivo en favor de la Federación.