Violencia familiar está relacionado con el maltrato y crueldad animal: LegalAnimal A.C

Sólo existen cuatro estados que no tienen como delito de maltrato o crueldad animal en su Código Penal, lamentó

Redactado por: Ulises García

La Directora de la Asociación Legal Animal del Estado de Tamaulipas, María José Sosa, lamentó que en las zonas de riesgo, de conflicto o en dónde haya poca intervención de las autoridades se den focos rojos de maltrato animal, “porque la ‘violencia animal’ está específicamente en el maltrato y control animal y está relacionado también con el maltrato familiar”.
En entrevista para Prensa Animal denunció que incluso en donde existen problemas de alcoholismo también se puede llegar a dar casos de maltrato animal.
“Existe gente que es violenta y que eventualmente puede dañar a los animales o a las personas, es decir, se vuelve un foco rojo, incluso para detectar casos de violencia intrafamiliar, y por desgracia se da en zonas populares” abundó la también abogada.
Sosa lamentó que son los perros los que reciben mayor maltrato y crueldad animal, ya que su la población es la más alta, por lo que se reciben mayor número de casos de éstos, por lo menos en el Estado de Tamaulipas.
Señaló que es lo más común para quienes cometen delitos es “utilizar a razas (de perros) muy fuertes, por su instinto y sobre todo para que sean para guardia y protección (para quien va a cometer el delito); obviamente es algo que está mal encaminado, por desgracia de ahí que esté satanizada la raza pitbull”.
Recordó que hace un tiempo primero fueron los rottweiler, “más atrás fueron los doberman, pero son razas que si bien no fueron peligrosas por su naturaleza sino que tienen requerimientos especiales y de responsabilidad, porque son fuertes y tienen un instinto elevado, es decir, si estas razas son utilizadas por gente irresponsable, obviamente van a tener un excelente perro de pelea, que les puede llegar a servir para robar, intimidar o para cometer asesinatos”.
Sostuvo que al momento que estos delincuentes son atrapados e investigados, “las autoridades se dan cuenta que provienen de familias con problemas de violencia familiar o intrafamiliar, es cuando se da el maltrato o crueldad animal, o en otros de los casos, el utilizarlos ya sea para tortura o como armas”.
En el Código Penal Federal –dijo la abogada- está estipulado que los animales que se utilicen para cometer un delito también son parte de sanciones pero es diferente para ellos, y repito, hay sanciones para dueños irresponsables.
Güerejo
En el caso de Güerejo, un perro procedente de Tamaulipas que falleció por tres lesiones provocadas por el manejo de una persona que lo golpeo con un machete, fue derivado un acto de violencia, abundó Sosa.
“La persona responsable está ubicada, hay testigos y ya se está procediendo por la parte legal y por lo mismo no se puede dar más información. Pero lo que si puede decir es que el can en un principio ya había sido acogido por una familia y por toda la calle, es decir, no era un perro abandonado ya que incluso iba a dormir a la casa de esta familia”.
Recordó que al día de hoy, sólo existen cuatro estados que no tienen como delito de maltrato o crueldad animal en su Código Penal, porque en la mayoría de las entidades ya se contempla.
“A los animales se les defiende por la parte penal, la cual ya se mencionó, y por la parte administrativa, que es la que está protegida por la Ley de Protección Animal, y ésta es la que protege todas las conductas animales, ya que no sólo abarca el acto y el maltrato, sino que contiene obligaciones veterinarias, responsabilidades, entre otros temas”, detalló.
En el caso de Güerejo, así es como se va a proceder, tanto en lo penal como en lo administrativo, ya que el Estado de Tamaulipas cuenta con esos dos instrumentos, recalcó.
Adelantó que en caso de ser culpable el presunta responsable de la muerte del perro “podría ser sentenciado de dos meses a dos años de prisión, y una multa de 200 a 500 días de salario, y como este caso se está resolviendo en la entidad tamaulipeca se contempla la posibilidad de sustituir lo anterior por un trabajo comunitario en las asociaciones de animales, pero nosotros lo vamos a procurar es que esta última opción no se contemple, pues evidentemente es una persona que no puede estar cerca de los animales”.
Lo anterior es en lo penal –dijo- lo que le toca a la parte administrativa es una multa que puede ser de 800 a 80 mil pesos o un arresto que no puede ser superior a 36 horas.
Sosa refirió que en el Estado de Tamaulipas el delito de maltrato y crueldad animal se persigue de oficio, es decir, “la autoridad tiene que abrir la investigación se presente, o no, una denuncia, y por nuestra parte estamos acumulando todas las pruebas para poder reforzar lo que la autoridad ya ha iniciado”.
Finalmente, pidió respeto a la población en general porque “hay mucha información que circula por redes sociales y no falta que lo puedan malinterpretar y empiezan a atacar a los involucrados, ya que se trata de un tema sensible que está en un proceso legal”.