Murciélagos, especie incomprendida que brinda grandes beneficios al ser humano

Son fundamentales para un buen desarrollo del entorno ambiental ya que mantienen en equilibrio la biodiversidad

Redactado por: Descubre El Bosque/Pablo Noriega

Diversos mitos e historias han generado que los murciélagos sean una especie incomprendida alrededor del mundo, lo que ocasiona que se desconozcan muchas de las ventajas que estos animales brindan a nuestro medio ambiente.
Estos voladores únicos en su tipo, son el segundo grupo de mamíferos más importante por su número y diversidad biológica después de los roedores, pero tienen mayor importancia ecológica por su impacto en la naturaleza. Además de estar presentes en casi todo el planeta ya que son diversas las especies que existen, son fundamentales para un buen desarrollo del entorno ambiental, pues como polinizadores, dispersores de semillas y controladores de plagas, mantienen en equilibrio la biodiversidad de los ecosistemas que habitan.
Como ejemplo, sabemos que los murciélagos son esenciales en el mantenimiento y regeneración de los bosques; además de que su guano, (del quechua wánu, 'abono') sirve como fertilizante en grandes cantidades, lo que lo convierte en una alternativa natural y orgánica para el cultivo agrícola.
A pesar de los mitos, los murciélagos son animales de importancia significativa para la naturaleza, por lo que ha surgido una noble iniciativa para concientizar sobre su gran papel ecológico. Como cada año a finales de octubre, justo durante la época de Halloween y el Día de Muertos, celebramos la “Semana del Murciélago”, con la cual tenemos la oportunidad de conocer, apreciar y comprometernos con la conservación de esta especie.
Para los especialistas, es imperativo cuidar de esta especie, ya que han llegado a ser incomprendidos por algunas personas, causando repulsión a una parte de la población que no conoce, ni entiende el papel benéfico que juegan. El murciélago es un animal totalmente beneficioso, brindando al ser humano una gran cantidad de servicios, muchos de los cuales no conocemos. Por ejemplo, cuando comemos una fruta tropical, no nos imaginamos que pudo haber sido un murciélago quien actuó como polinizador, o que éste dispersó la semilla que hizo crecer el árbol de dicha fruta. También debemos agradecerles otras acciones como es el hecho de eliminar a los mosquitos o zancudos que llegan a ser portadores del dengue o el chikunguña y otras enfermedades, además de eliminar insectos y pestes que consumen las cosechas.
Los murciélagos pertenecen al orden de los quirópteros, por desarrollar sus extremidades superiores en forma de alas. Se tienen registradas más de 1,300 especies a nivel mundial, representando el 20% de las variedades de mamíferos del planeta. Además, a diferencia de lo que comúnmente se cree, los murciélagos no están ciegos y pueden ver bastante bien. Lo que sucede es que su sentido más potente es el auditivo, al contar con la capacidad de ecolocalizar a sus presas y volar en la más completa obscuridad.
La alimentación de los murciélagos también es muy variada: además de los insectívoros, también hay especies de frugívoros (se alimentan de frutas, flores y hojas), polinívoros (consumen polen), carnívoros (se alimentan de la carne) y piscívoros (comen pescado). Una triste realidad es que a pesar de ser considerados “vampiros”, es decir, consumidores de sangre, sólo 3 especies son hematófagas, ya que se alimentan de sangre del ganado, en su mayoría vacas y su ingesta de sangre es mínima lo que desmitifica el hecho de que afectan la industria ganadera; pero muchas personas siguen creyendo lo anterior, por lo que los matan por ser considerados una especie de plaga.
El principal peligro al que se enfrentan las poblaciones de murciélagos es el ataque directo del ser humano, que muchas veces es absurdamente incitado, ya sea por su particular aspecto, por sus hábitos nocturnos o por toda la serie de mitos insólitos que hay alrededor de ellos. Sin embargo, también enfrentan otras amenazas como es la pérdida importante de su población debido a diversos factores entre los que destacan el Síndrome de Nariz Blanca (enfermedad que ha matado a más de un millón de murciélagos en menos de cuatro años), los pesticidas y la destrucción de su hábitat.
Estos hechos demuestran que se vuelve indispensable concientizar sobre la importancia de los murciélagos y la necesidad de extremar sus cuidados en beneficio de todos. “La Semana del murciélago” existe para hacer entender a todas las personas que al proteger a esta especie, estamos protegiendo nuestro entorno. Durante la misma, habrá muchas actividades de aprendizaje, concursos y hasta un evento en el Capitolio en Washington, D.C. Para aprender más y conocer estas actividades, entra a la página oficial de la Semana del Murciélago: www.batweek.org.
Crédito de Imagen: Seregraff