Cambio Climático ha costado 350 billones de dólares a estadounidenses

La cifra podría elevarse de 12 billones anuales a 35 billones por año para el 2050

Redactado por: Por: Karen Janett Carranza J. /LatInformation News

De acuerdo con el informe “CAMBIO CLIMÁTICO: Información sobre Efectos Económicos Potenciales que Podrían Ayudar a Guiar los Esfuerzos Federales para Reducir el Riesgo Fiscal”, publicado el día 24 de octubre por la Oficina de Control y Fiscalización del Gobierno de los Estados Unidos (GAO por sus siglas en inglés), la atención a desastres ambientales provocados por climas extremos ha costado a los contribuyentes un estimado de 350 billones de dólares en la última década. Los costos recurrentes por atención a fenómenos ambientales incrementados por el cambio climático, podrían elevarse de los 12 billones de dólares anuales, a 35 billones por año hacia la mitad del siglo y entre 34 a 112 billones de dólares por año hacia finales del siglo.
Lo anterior, equivaldría a gastar entre 9 a 28 billones de dólares anuales de la economía actual en atención a fenómenos provocados por el cambio climático. Es así que para la economía del país, el incremento en los fenómenos provocados por los cambios climáticos representa un alto riesgo, dado que afecta diversos sectores productivos como la agricultura y pesca, al tiempo que daña las fuentes de agua dulce e incrementa los incendios forestales.
El reporte hizo un análisis de 30 estudios, aunque se enfoca más hacia los resultados de 2 estudios que se realizaron a escala nacional. No obstante, a pesar de que la GAO se muestra un tanto conservadora en su posicionamiento, deja una recomendación clara acerca de que “el gobierno federal debe tomar acción para identificar riesgos climáticos desde los distintos riesgos económicos que representa para el país”.
Entre las afectaciones económicas a causa de eventos ambientales por cambio climático, el estudio encontró que las propiedades costeras podrían enfrentarse a pérdidas entre $4 y $6 billones de dólares anuales entre el 2020 y el 2039, debido al incremento en el nivel de los océanos y los cambios en la frecuencia e intensidad de las lluvias; Asimismo, destacó que estas pérdidas podrían oscilar entre los $51 y $74 billones de dólares anuales hacia finales del siglo, además de señalar que los números reflejados podrían estar debajo de las cifras reales debido a que en el estudio no se cuantificaron todos los impactos climáticos conocidos.
“El gobierno federal no ha llevado a cabo una planeación estratégica de amplitud gubernamental para manejar los riesgos climáticos al usar información de efectos económicos potenciales para identificar riesgos significativos y respuestas federales apropiadas hechas a la medida”, denota el informe.
Otras de las pérdidas económicas que este estudio encontró se verían reflejadas en el ámbito de la salud, en el que la oferta laboral resultaría dañada debido a variaciones en los niveles de mortandad por cambios en las temperaturas, que en términos de dólares costaría entre $3.4 a 14 billones de dólares para el 2059 y de $13 a $41 billones de dólares para el 2099.
A lo largo de este estudio, se tuvo acercamiento con 26 científicos y expertos en economía, entre los que se encuentra Trevor Houser, quien según reportó el New York Times, declaró que “El cambio climático es un claro y presente riesgo a la economía de los Estados Unidos y la salud fiscal del gobierno estadounidense, y ese riesgo se difunde de manera inequitativa. Necesita ser manejado activamente por el gobierno federal”. También precisó que al estudio le hizo falta investigar las pérdidas fiscales derivadas de eventos como los incendios forestales y tampoco tomó en cuenta los costos de enfermedades infecciosas relacionadas al cambio climático.
La publicación de este estudio se ha llevado a cabo tras una petición que data del 2015 y fue solicitada por parte de las Senadoras María Cantwell del Estado de Washington -Demócrata integrante del Comité de Energía y Recursos Naturales- y Susan Collins Republicana del Estado de Maine y que de acuerdo con el Washington Examiner pedían textualmente “un estudio comprehensivo de los costos y riesgos del gobierno de los Estados Unidos por el cambio climático”.
Las senadora Cantwell declaró que “Ahora sus colegas no nada más lo tienen que escuchar de ella -La Oficina de Control y Fiscalización del Gobierno de los Estados Unidos dice que el cambio climático costará más de medio trillón de dólares durante esta década, y millones más en el futuro a menos que se mitiguen los impactos. No podemos ignorar el impacto del cambio climático en nuestra salud pública, el ambiente y nuestra economía”.
La publicación de este reporte es de gran relevancia para aquellos que tienen que tomar decisiones respecto a las acciones de mitigación de los efectos del cambio climático, además de que presenta resultados que no atienden a los intereses de ningún partido, y representa una oportunidad para que la Administración Trump analice las propuestas y recortes al ámbito ambiental, al tiempo que impulse las iniciativas económicas que ofrecen mejores oportunidades, tanto para el entorno ambiental como para la salud pública y financiera del país.