Inauguran el nuevo vestíbulo del Templo Mayor y la exposición Revolución y Estabilidad

El espacio se encuentra debajo de la Plaza Manuel Gamio y amplía la oferta de exhibición, que a la fecha ha recibido a 18 millones de personas La exposición conmemora, a través de 10 módulos, los 30 años del museo y los 40 años del proyecto arqueológico

Redactado por: Staff

Un renovado espacio de acceso y exhibición, así como un recorrido a través de cuatro décadas de descubrimientos arqueológicos que iniciaron en 1978, a través del Proyecto Templo Mayor, fueron presentados con la inauguración del nuevo vestíbulo de este recinto y la exposición Revolución y Estabilidad, que celebra el 30 Aniversario del Museo del Templo Mayor y los 40 años de intervenciones científicas en el corazón de lo que fuera la antigua Tenochtitlan.
La secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda; Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México; el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto; el antropólogo Eduardo Matos Moctezuma y Patricia Ledesma Bouchan, directora del Museo del Templo Mayor, inauguraron esta muestra conformada por 100 piezas emblemáticas, en el marco de la apertura del nuevo vestíbulo de acceso al Museo, mismo que en su parte superior alberga a la nueva Plaza Manuel Gamio y cuenta con un mirador arqueológico del área de Cuauhxicalco y cuatro taquillas, dos módulos automáticos y vitrinas de exhibición para nuevos descubrimientos
María Cristina García Cepeda dijo que el Templo Mayor es el proyecto de investigación más relevante de la segunda mitad del siglo XX que dio nueva luz a los estudios sobre nuestra cultura y que identifica una de las más profundas y ricas raíces de México.
Refirió que esta iniciativa del Gobierno de la República, que encabeza el Presidente Enrique Peña Nieto, forma parte de las acciones para la preservación y resguardo del patrimonio cultural e histórico de México, dentro de las cuales también se enmarca la celebración de los 40 años del hallazgo de la Coyolxauhqui, Diosa de la Luna ─que dio lugar al Proyecto del Templo Mayor─ y los 30 de la creación del Museo de Sitio.
La secretaria de Cultura reconoció a los expertos del INAH, quienes con la misma pasión que documentan e investigan nuestro pasado e historia milenaria, intervienen actualmente el patrimonio afectado en 11 estados del país por los sismos de septiembre pasado.
Durante el último año, dijo la titular de Cultura, más de 15 y medio millones de visitantes acudieron a las zonas arqueológicas que conforman el rostro del México antiguo, las cuales muestran la cosmovisión de las culturas originarias. Las zonas arqueológicas y los museos de la Secretaría de Cultura, añadió, reciben a 34 millones de visitantes al año, lo que habla del compromiso por difundir nuestro patrimonio arqueológico, histórico y artístico.
Precisó que el Museo del Templo Mayor ocupa el tercer lugar en número de visitantes en el país y es un centro de reunión cultural donde mexicanos y extranjeros viven la historia de las profundas raíces de México para entender mejor nuestro presente.
Miguel Ángel Mancera celebró que este nuevo vestíbulo permita al público tener una nueva perspectiva del Templo Mayor y un acceso más fácil para los miles de visitantes que acuden todos los días al museo a conocer, a través de sus piezas, este puente privilegiado con el pasado.
En su oportunidad, Diego Prieto, director del INAH, explicó que la Plaza Manuel Gamio honra a uno de los primeros grandes arqueólogos del país, cuyo legado permitió que en décadas posteriores, los investigadores hayan realizado el gran proyecto del Templo Mayor, que definió el hallazgo de la Coyolxauhqui
Eduardo Matos Moctezuma afirmó que las investigaciones del Templo Mayor han dado un nuevo rostro de los mexicas, a través de 1,200 publicaciones, conferencias, coloquios y mesas redondas que dan cuenta de los hallazgos que se han llevado a cabo con el Proyecto del Templo Mayor y el Programa de Arqueología Urbana.
Refirió que desde 1987 en que fue inaugurado, más de 18 millones de visitantes han conocido nuestro pasado en el Museo del Templo Mayor, y se han desarrollado programas como el del Departamento de restauración en el que actualmente laboran 114 especialistas que dedican más de 16 mil horas al año a actividades de conservación.
Durante el recorrido inaugural por el espacio de exposiciones del nuevo vestíbulo, el público pudo apreciar piezas como la escultura de Xiutecuhtli, el cetro Chicahuaztli de mármol verde, la olla del Dios Tláloc y la pieza Mimixcoa para la cacería.
Como parte de la exposición Revolución y Estabilidad se conocieron piezas de los hallazgos encontrados desde 1978 como las urnas funerarias de los dioses Tezcatlipoca y Mixcóatl; la escultura de tezontle que representa a los Tlaloques, la pieza de la Serpiente de fuego Xiuhcóatl, así como el Recipiente del águila Cuauhxicalco encontrada en 2011 en el área de la recién inaugurada Plaza Manuel Gamio, entre muchas otras.