El propósito del arte es hacer que el mundo tenga sentido: Peter O´Connor

El doctor en Educación de las Artes impartió el taller “Teaspoon of Light” (Cucharita de luz) en la Escuela Primaria “Plan de Ayala”

Redactado por: Staff

Con el objetivo de que las niñas y niños (que vivieron los pasados sismos de septiembre) recuperen la confianza, la ilusión, los deseos y la esperanza de vida, el profesor neozelandés y doctor en Educación de las Artes, Peter O´Connor imparte el taller “Teaspoon of Light” (Cucharita de luz) en la Ciudad de México.
La Escuela Primaria “Plan de Ayala” ubicada en Tlaltenco, delegación Tláhuac, fue la primera sede de este taller de arte interdisciplinario (teatro, danza y pintura) creado para los que han sufrido alguna experiencia traumática.
La actividad es organizada por la Fundación Leonora Carrington AC y la Secretaría de Cultura a través de la Coordinación Nacional de Desarrollo Cultural Infantil-Alas y Raíces.
En entrevista con la Secretaría de Cultura, Peter O´Connor, Director Critical Research Unit in Applied Theatre, The University of Auckland, New Zealand, detalló que se trata de una actividad creada por él con dos objetivos específicos:
El primero es trabajar directamente con las niñas y niños de primaria que han sido muy afectados por los sismos y el otro es trabajar con artistas y docentes para que aprendan de este taller y algunas de las actividades las puedan replicar y trabajar de forma exitosa con niños que tienen problemas en sus vidas.
“He trabajado antes este taller en otros países en donde los pequeños han sufrido por los terremotos y para ellos es muy necesario tener actividades de arte cuando su mundo ha cambiado ya que el propósito del arte es hacer que el mundo tenga sentido para la gente”.
El taller se desarrolla a partir de la historia de una niña pequeña que se despierta a la mitad de la noche, está muy triste y con mucho miedo porque se ha roto su cobija de sueños y entonces pide a las niñas y niños que le compartan sus sueños para coserlos en su manta y así tenerla de nuevo completa y pueda dormir.
A partir de este suceso, las 40 niñas y niños, de 9 y 10 años, que participaron en el taller, se pusieron a pintar (en una manta blanca y con colores pastel) arcoíris, naves espaciales, nubes, planetas, paisajes, corazones, gatos, casas, estrellas, ríos, personajes fantásticos, soles y a su familia o ellos mismos.
Es decir, usando su imaginación, convirtieron un pedazo de tela en una cobija colorida en donde reflejaron sus más lindos, locos, bonitos, divertidos y extraños sueños.
Esta actividad estuvo acompañada de juegos, baile y canto, acciones que les enseñaron cómo las situaciones que les provocan miedo o pesadillas se pueden transformar en sueños asombrosos que les ayudan a ser felices y tener esperanza en la vida.
Después de participar en el taller, las niñas y niños recibieron un pin conmemorativo y el libro Cuando la tierra se movió de Josefina Martínez B., Elena Sepúlveda O. y Rossana Culaciati S.
Al finalizar el taller, la Coordinadora Nacional de Desarrollo Cultural Infantil-Alas y Raíces, Susana Ríos Szalay comentó que con esta actividad la entidad que representa busca contribuir, a través del lenguaje de las artes, a que las niñas y niños busquen un sentido, ya que, dijo, a pesar de que vivan experiencias dolorosas o angustiosas también pueden convertirlas en cosas positivas de las que se puede aprender algo y salir adelante.
“Después del sismo, todos quedamos afectados ya que se nos movió el piso en muchos sentidos. Esto para los niños es una experiencia muy enérgica que con este taller esperamos contribuir a tranquilizarlos y a que no pierdan la esperanza y salgan más fuertes.
“Esperamos que los maestros, artistas y promotores culturales lo puedan hacer suyo, replicarlo y adecuarlo a nuestras circunstancias ya que es una actividad interesante que nos permite ver cómo los niños se van integrando, soltando ideas e imprimen su sello cuando dibujan arcoíris y corazones que hablan del cariño, la amistad y solidaridad, y también gatos, que quizá representan su sueño de tener mascotas”.
El taller “Teaspoon of Light” (Cucharita de luz) se realizará este 7 de noviembre en la Escuela Primaria 13 de Septiembre ubicada en la delegación Azcapotzalco y el 8 de noviembre en la Escuela Primaria Cuauhtémoc ubicada en Gustavo A. Madero, ambos empiezan a las 10:00 horas. Actividad exclusiva para las escuelas y cerrada al público.