Niñas y niños exigen legalmente a autoridades mexicanas una mejor calidad del aire

Piden norma de emergencia para regular contaminantes conforme a los criterios de la OMS

Redactado por: Staff

Un grupo de niñas y niños presentaron una petición a la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para que todas las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) que establecen los Límites Máximos Permisibles (LMP) de contaminantes se ajusten a los valores sugeridos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y con esta base se determine si la calidad del aire es buena o mala en las ciudades mexicanas.

En conferencia de prensa, el abogado del caso, Luis Miguel Cano explicó que en el escrito (1) presentado el pasado 1 de noviembre, los niños piden que se emita una norma de emergencia con los valores recomendados por la OMS en tanto se ajusta el resto de las NOM, que actualmente son menos estrictas y aún así se rebasan cotidianamente, poniendo en peligro la salud de toda la población.

“Los niños y las niñas queremos un mundo mejor, con aire limpio para respirar y poder jugar en la calle. La gente puede apoyarnos con nuestra petición sumando su nombre para que nos hagan caso en https://actua.greenpeace.org.mx/calidad-del-aire”, dijo Roberto de 9 años, uno de los demandantes.

“Ganar esta batalla legal representará beneficios para todos y todas. La contaminación atmosférica es la amenaza ambiental más grande que enfrenta la humanidad actualmente, y es la niñez la que con esta demanda nos está dando la oportunidad de construir un futuro mejor para ellos y nosotros con base a la defensa de sus derechos a la vida, al disfrute del más alto nivel de salud posible, y a nuestro desarrollo físico y mental”, añadió Luis Miguel Cano.

De acuerdo con el Programa de Gestión Federal para Gestionar la Calidad del Aire de la Megalópolis, Proaire 2017-2030, publicado este año por la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) (2), en 2015: se incumplieron los límites de concentración establecidos en la NOM de partículas suspendidas menores a 10 micras (PM10) y 2.5 micras (PM2.5), así como de ozono (O3) en la Zona Metropolitana del Valle de México, la Zona Metropolitana del Valle de Toluca y en Puebla. En Hidalgo hubo incumplimiento de las NOM de PM2.5, O3 y dióxido de azufre (SO2). En Morelos no se cumplió con la NOM de O3. En Tlaxcala sólo hubo medición de PM10, pero no se contó con información para evaluar el cumplimiento de la norma. En Querétaro se registraron problemas de calidad del aire por PM2.5 y monóxido de carbono (CO).

Esta petición será respaldada por las organizaciones Greenpeace y Bicitekas, que apoyarán el proceso legal del grupo de 6 niños entre 9 y 12 años, que acompañados de sus padres y madres, buscarán que se ajusten las normas a fin de que puedan disfrutar de una mejor calidad del aire.

“La mala calidad del aire en México es resultado del desinterés y poca voluntad de las autoridades vinculadas a la planeación y desarrollo urbanos, afectando principalmente a niñas y niños, quienes están más expuestos a los efectos negativos de la contaminación porque suelen tener más actividades al aire libre a lo largo del día (recreo, clase de deportes, juegos en el parque o en el exterior); porque aunque sus pulmones son más pequeños, su frecuencia respiratoria es más acelerada que la de los adultos, de manera que por sus pulmones pasa un mayor volumen de aire que en un adulto; y porque al estar expuesto a aire contaminado durante el desarrollo se les roba la posibilidad de crecer en las mejores condiciones posibles”, dijo Paloma Neumann, vocera del proyecto Revolución Urbana de Greenpeace México.

“Organizaciones de todo el país impulsamos que en 2014 se actualizaran las NOM que establecen los límites permitidos de ozono y material particulado (PM10 y PM 2.5). Sin embargo, estas normas aún sobrepasan lo que la OMS establece como límites saludables, mientras que en gran parte del país aún no se cumple con la NOM-156-SEMARNAT-2012, que obliga a que toda ciudad con más de 500 mil habitantes realice monitoreos de calidad de aire para conocer si lo que respiramos cumple o no con los estándares esenciales de salud ambiental”, dijo Areli Carreón, miembro fundador de Bicitekas, AC. y actual Alcaldesa de la Bicicleta de CDMX.

“La norma que están exigiendo los niños y niñas reclamando su derecho a la salud, será un gran catalizador para lograr las metas nacionales en materia de reducción de gases de efecto invernadero, inversiones adecuadas para la movilidad urbana sustentable y coordinación institucional en la megalópolis. Unimos nuestra voz para demandar al gobierno acciones eficaces y rápidas para garantizar aire limpio y saludable en el centro del país y en las 59 zonas metropolitanas de México”, concluyó Carreón.

Una vez presentada la petición, la Cofepris tendrá hasta 3 meses para responder a la petición interpuesta por las niñas y niños, y si no lo hace entonces ellos podrían iniciar una demanda formal. La gente puede apoyarlos a través de su firma en: https://actua.greenpeace.org.mx/calidad-del-aire