Realiza Profepa 8 operativos en Colima para la protección de ejemplares, partes y derivados de tortugas marinas

Los cinco campamentos tortugueros del estado han colectado en total 6,618 nidos y 487,978 huevos

Redactado por: Staff

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) ha efectuado en el presente año, con el apoyo de la Procuraduría General de la República (PGR) y Policías Estatal y Municipales de Colima, ocho operativos para la protección de ejemplares, partes y derivados de tortugas marinas en las diferentes playas de la zona costera del estado.

Cada año, la PROFEPA lleva a cabo acciones de vigilancia en las diferentes playas colimenses en torno a las anidaciones de tortugas marinas, con la finalidad de evitar el saqueo de nidadas y la muerte de este tipo de ejemplares, logrando su protección y la disminución del saqueo de ejemplares, partes y derivados de quelonios.
Esta Procuraduría no ha remitido hasta la fecha al Ministerio Público Federal a ningún infractor de la ley en la materia, aún cuando en esta temporada se ha tenido una mayor cantidad de anidaciones de quelonios, así como de ovopositación de huevos, dado el buen temporal de lluvias.
En el estado de Colima existen 5 campamentos tortugueros que cuentan con la autorización de la SEMARNAT mediante un permiso de aprovechamiento no extractivo, siendo éstos los siguientes: Campamento Tortuguero El Chupadero, Golfinas del Real, Centro Ecológico de Cuyutlán, Campamento Tortuguero Manzanillo y Zeta Gas del Pacífico.
Personal de PROFEPA, al detectar nidos y huevos de tortugas marinas, los traslada a los diferentes campamentos tortugueros para su incubación inmediata a fin de que cuando eclosionen, sean liberadas las crías.
Por consiguiente, el total de lo colectado por los cinco campamentos tortugueros es el siguiente: 6,618 nidos y 487,978 huevos, principalmente de la especie Golfina (Lepidochelys olivacea), y en menor proporción Laúd (Dermochelys coriacea); en tanto que las crías liberadas han sido 241,435 ejemplares.
La mayoría de los campamentos tortugueros están integrados por personas de la comunidad, estudiantes y altruistas, quienes son los encargados de colectar los huevos, proteger a las tortugas que llegan a la playa a desovar, sembrar los nidos en el corral de incubación y liberar a las crías.
En el estado de Colima son tres especies de tortuga marina que arriban en sus costas a anidar y desovar, los casos de la Golfina (Lepidochelys olivacea), Laúd (Dermochelys coriacea) y Negra o Prieta (Chelonia agassizii).
La temporada de anidación de las tortugas marinas inicia con el periodo de lluvias, por lo que regularmente comienza en julio y culmina en noviembre, aunque en los meses de diciembre y enero aún llegan a las costas de Colima ejemplares de la especie Laúd en menores cantidades.
Todas las tortugas marinas están protegidas por la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, y se encuentran en la categoría de En Peligro de Extinción (P), y a nivel internacional están también protegidas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).
Cabe recordar que el aprovechamiento extractivo de las tortugas marinas, incluyendo sus partes y derivados, es un delito tipificado en el artículo 420 del Código Penal Federal, cuyos infractores se hacen acreedores a una sanción económica por el equivalente de 300 a 3 mil Unidades de Medida y Actualización, así como a una pena de uno a nueve años de prisión.