Científicos reportan resultados preliminares de operaciones Vaquita CPR

Fueron capturadas dos vaquitas hembras que tuvieron que ser liberadas; una de ellas falleció después del procedimiento. Se esperan resultados de necropsia para determinar las causas del deceso

Redactado por: Staff

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y los científicos del Programa Vaquita CPR informaron que este 10 de noviembre finalizaron las operaciones de campo en el Alto Golfo de California, tal como se tenía previsto.

Vaquita CPR, en colaboración con un panel de revisión independiente establecido para este fin, revisará cuidadosamente los resultados de las operaciones de campo y determinará, a través del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), las acciones a seguir para la conservación, protección y recuperación de la vaquita marina, mismas que se informarán al gobierno de México mediante una recomendación técnica.

Las operaciones de Vaquita CPR iniciaron en octubre pasado. Durante las semanas que duró el operativo, el equipo de 65 científicos de 9 países estuvo en el mar las 24 horas de cinco días y ocho días de manera parcial, debido a que los vientos eran muy fuertes para realizar el trabajo de campo de manera segura y eficiente. Hubo 11 días en que las condiciones climáticas se presentaron peligrosas para realizar cualquier tipo de trabajo en campo.

Los científicos reportaron el avistamiento de ejemplares de vaquita marina en 8 de 13 días de labor en el mar. Registraron 32 avistamientos, incluyendo probables ejemplares repetidos en el curso de un día.

Es importante aclarar que estos avistamientos no representan un estimado de la población de vaquitas. Los eventos de avistamientos incluyeron de una a tres vaquitas a la vez, con promedio de dos vaquitas por grupo.

Asimismo, se informa que el equipo de rescate de Vaquita CPR lanzó redes en tres días y dos vaquitas fueron capturadas durante operaciones en campo. El primer ejemplar fue una hembra muy joven que se liberó porque no pudo adaptarse a las instalaciones del santuario de la vaquita. El segundo ejemplar fue una hembra madura que no se encontraba ni en estado de gestación ni lactando. La vaquita fue liberada luego de que tampoco pudo adaptarse en “El Nido”.

La segunda liberación requirió de intervención veterinaria urgente y a pesar de los esfuerzos heroicos del equipo médico por salvar su vida, la vaquita no sobrevivió. Posteriormente se llevó a cabo una necropsia y se tomaron muestras de sus tejidos, las cuales fueron enviadas a laboratorios especializados para realizar estudios genéticos con el fin de analizarlos y determinar la causa del deceso.

Vaquita CPR anunció que publicará un reporte completo en cuanto se tenga toda la información del procedimiento.

Debido a la conducta que mostró la vaquita en cautiverio, la recomendación unánime de los científicos a cargo de Vaquita CPR al panel independiente de inspectores expertos, fue suspender la parte de captura del operativo.

El panel aceptó esta recomendación y los esfuerzos de captura se suspendieron el 4 de noviembre. La operación de captura se reemplazó con tareas de identificación de ejemplares de vaquita marina mediante levantamiento fotográfico para descifrar el comportamiento de las poblaciones de esta marsopa y sus patrones de movilidad.

Dispositivos de grabación acústica (CPOD), también conocidos como hidrófonos, han sido utilizados a lo largo del proyecto de Vaquita CPR para detectar y localizar ejemplares. Se diseñó un marco muestral de 36 áreas para monitorear la actividad acústica de la vaquita en zonas anteriormente reconocidas con alta actividad.

Se cubrieron principalmente las zonas central, sudoeste y oeste del polígono de protección de la vaquita marina con detectores acústicos a partir del 11 de octubre y fueron cambiados diariamente conforme lo permitía el clima.

Por la dinámica de los detectores acústicos, el 29 de octubre se decidió colocar ocho más en la zona noreste del refugio. Por lo tanto, el marco muestral se expandió a un total de 44 áreas de monitoreo. En total se registraron 112 encuentros acústicos con vaquitas en 21 de los 44 sitios monitoreados. La actividad acústica se concentró principalmente en cinco de estos sitios.

Mediante los encuentros acústicos se determinó en qué áreas deberían enfocarse para localizar a las vaquitas, esfuerzos que podrán ser utilizados para proteger y monitorear a largo plazo. De la misma manera que con los avistamientos, las detecciones acústicas no representan un estimado de población.

"La conservación de la vaquita está en la agenda del Presidente de México y seguirá siendo un tema de alta prioridad. Esperaremos la recomendación del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA)", afirmó ayer el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, en entrevista.

Proyectos de conservación apoyados por SEMARNAT y la Armada de México han contribuido junto con Vaquita CPR a preservar esta especie endémica. Estos proyectos incluyen la prohibición de redes de enmalle y su remoción, acciones fundamentales para la supervivencia de la vaquita.

"Aunque las operaciones de campo concluyen el día de hoy, Vaquita CPR representa la Conservación, Protección y Recuperación de este mamífero marino", dijo Lorenzo Rojas-Bracho, científico que representa a la SEMARNAT en el CIRVA y encargado de Vaquita CPR. "No nos daremos por vencidos, continuaremos con nuestros esfuerzos por salvar a la vaquita".