Presentan prototipo de casa y técnicas de bioconstrucción para damnificados en Chapingo

Presentaron en Chapingo 15 de 50 técnicas de bioconstrucción que abarcan desde los cimientos hasta el techado

Redactado por: Staff

Para ayudar a facilitar la reconstrucción de la vivienda tras los hechos ocurridos el 7 y 19 de septiembre, alumnos y profesorado de la Universidad Fray Luca Paccioli (UFLP) armaron y mostraron una casa ecológica que fue hecha con materiales de bioconstrucción que puede replicarse para apoyar a los damnificados ya que es de “bajo costo y amigable con el medio ambiente”.

Dicha presentación fue realizada en la Universidad Autónoma Chapingo, en el municipio de Texcoco, Estado de México e invitaron a la UFLP para desarrollar un módulo de exposición de las diferentes técnicas construcción con tierra y madera, como parte de los cursos que se imparten en la UFLP.

El académico Ararath Medina, profesor de la licenciatura de Permacultura de la UFLP en Cuernavaca, Morelos, señaló para Prensa Animal que para construcción de la muestra de “vivienda ecológica” aplicaron, desde la cimentación con “geocostales” rellenos con materia, que puede ser con tierra o arena, 15 de 50 posibilidades de construcción de vivienda, las cuales también abarcan la estructura (paredes), cerramiento y la techumbre, esto último puede tener vegetación y ser un “techo verde”.

“Este techo verde puede facilitar la captación de agua de lluvia y regula la temperatura del interior de la casa para protegerla de los rayos solares”, detalló.

Esto no sólo una vivienda sostenible y sustentable desde el aspecto de ocupar ecotécnias –dijo Medina- sino que es bioconstrucción, ya que emplea materiales de la región, es decir, endémicos, pero que su aprovechamiento, explotación, empleo, y la disposición, o los residuos generados de su uso, no afectan el medio ambiente, por ejemplo, todo esto que ves y será desmontado, o que en algún momento se quiera demoler para una construcción que no es fija, nada de esto afectará al medio ambiente.

Explicó que en las técnicas de construcción de la tierra y la madera y éstas puedan ser empleadas se tiene que tomar en cuenta la composición de la tierra, el cual tiene tres elementos esenciales: la arena (parte gruesa), el limo (parte jabonosa), y la arcilla (para unir).

“Al combinar una parte de arcilla por cada dos de arena podemos lograr que la tierra tenga cierta unidad y así tener mezclas que se complementan con paja, el cual puede ser de la región de origen o del cultivo local. No podemos descartar que se use un pasto endémico como un forraje como lo es el centeno, cebada, trigo, avena, entre otros, y con todo esto se llega a la primera técnica que se desarrolló en el mundo, y que se ha usado en África: el cob.

“Otro de los métodos de construcción es centroamericano: el bahareque. Se trata de un entramado vegetal, es un tejido el cual posteriormente es repellado y al final se le puede poner acabados, para ello se puede usar carrizo y caña de azúcar, la cual previamente prensada. Hay otras técnicas en donde se usa únicamente el carrizo, o usar el bloque de adobe”, explicó el profesor Medina.

Destacó que el abobe tiene facilidad en su uso que a diferencia otras técnicas se requiere de mucho tiempo pues se tiene que preparar la mezcla una y otra vez.

“También se puede usar la pacas de paja las cuales se pueden tejer o entrelazar, y ahí se puede usar el reutilizado de la arpilla y aplicar tela de gallinero, ello es para que permitan dar consistencia; se pueden usar guacales, los cuales van reforzados por otros más pequeños para darle estabilidad a la construcción”, informó.

Asimismo -agregó el profesor- se pueden usar botellas de pet o de cristal, estos últimos para efectos de mosaico o de luminosidad; también se puede usar tarimas de madera para reutilizarlas y así transformarlas en ventanas o ventilas, y finalmente se puede usar la técnica de “encoframiento”, se trata de un colado de la mezcla de arcilla con arena con una combinación de tablas sujetadas y que se rellenan (vaciado del material) hasta que se determine la altura, y para su ajuste se puede usar malla, carrizo o con botellas de pet para darle consistencia.

De acuerdo con funcionarios de la delegación Tlalpan este tipo de viviendas se implementarán en la CDMX, “serán viviendas serán viviendas que cuenten con calentadores solares domésticos elaborados con residuos de PET y aluminio, además, en el exterior podrán habilitarse huertos y áreas verdes sustentables, todo ello con la finalidad de apoyar a familias de bajos recursos como la comunidad de Lomas de Tepemacatl”.