Asegura Profepa dos embarcaciones menores y pone a disposición del MPF a tres personas por pesca ilegal en el Alto Golfo de California

Efectivos de Marina, Gendarmería y CONAPESCA encontraron pangas en la zona de la Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California; se trató de disuadir, pero continuaron con la pesca ilegal

Redactado por: Staff

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró dos embarcaciones menores, casi 70 kilos de camarón y a tres personas, por efectuar actividades ilegales de pesca dentro del Área Natural Protegida, Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.
Los tres detenidos fueron puestos a disposición del Ministerio Público de la Federación.
Durante un recorrido de vigilancia dentro del Fortalecimiento Operativo para el Alto Golfo de California, se encontró en el área cercana a las costas de Sonora, en los límites de la Zona Núcleo de la ANP, Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California (AGC), un sinnúmero de embarcaciones menores, cuyos tripulantes, al notar la presencia de la autoridad, se dieron a la fuga en múltiples direcciones.
El operativo intersecretarial permitió que personal de la PROFEPA, en coordinación con la Secretaría de Marina (SEMAR), Policía Federal División Gendarmería y la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), detectaran una embarcación que tenía una matrícula aparentemente falsa.
En una operación en la que participaron el Buque Sonora de la SEMAR, así como un helicóptero MI que sobrevoló la zona norte del Alto Golfo de California, patrullas Defender, Boston Whaler y Zodiac, interceptaron a dos embarcaciones.
En la primera acción, los efectivos de Marina, Gendarmería y CONAPESCA realizaban un recorrido de inspección y vigilancia en la Zona Norte del AGC, donde encontraron unas 150 embarcaciones conocidas como pangas, a las cuales se trató de disuadir para que detuvieran la pesca en la zona de la Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.
Al continuar con su actividad ilegal, las embarcaciones institucionales interceptaron una embarcación menor con tres pescadores pertenecientes a la comunidad del Golfo de Santa Clara luego de que intentaron evadir su detención por varios minutos.
Durante las maniobras de evasión, la panga golpeó un motor de una patrulla Defender, lo cual originó daños en ambas embarcaciones.
Producto del choque, una persona resultó lesionada del hombro izquierdo, por lo que fue atendida por personal médico del Buque Sonora.
La segunda embarcación fue asegurada también tras ser perseguida por efectuar pesca ilegal en una zona en la que está prohibida esa actividad, al tratarse de un Área Natural Protegida. Los tripulantes lograron huir, tras encallar en playa en las costas de Sonora.
En dichas acciones se aseguraron redes camaroneras y totoaberas de distintas dimensiones, así como 69.4 kilos de camarón.
Tras la persecución de ambas embarcaciones, fueron alcanzadas y trasladadas al Puerto de San Felipe, Baja California, para realizar las actuaciones legales correspondientes.
Ambas embarcaciones carecían de autorización en materia de impacto ambiental emitida por la SEMARNAT para realizar actividades de pesca comercial en el interior de la Reserva de la Biosfera.
Las embarcaciones fueron aseguradas por la PROFEPA y llevadas al muelle en Puerto San Felipe, Baja California, para ser puestos a disposición del Ministerio Público de la Federación sus tripulantes.
El artículo 420 del Código Penal Federal establece que se impondrá de 1 a 9 años de prisión y el equivalente de 300 a 3,000 días de multa, a quien (…) de manera dolosa, capture, transforme, destruya o comercie con las especies acuáticas denominadas abulón, camarón, pepino de mar (…), dentro o fuera de los períodos de veda, sin contar con la autorización que corresponda, en cantidad que exceda los 10 kilos de peso (párrafo II Bis).
También establece que se aplicará una pena adicional hasta de 3 años más de prisión y hasta 1,000 días de multa adicionales, cuando las conductas descritas se realicen en o afecten un Área Natural Protegida, o cuando se realicen con fines comerciales.
La PROFEPA, la SEMAR, la Gendarmería y la CONAPESCA continuarán con su obligación de vigilar que el Área Natural Protegida Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, así como que las actividades permitidas en dicha zona, se realicen en cumplimiento de la legislación ambiental vigente.