Histórico Dictamen de Senasica revoca permiso de soya transgénica a la multi-nacional Monsanto por fallas graves en bioseguridad

Miles de hectáreas de soya transgénica se sembraron fuera de la zona autorizada, hay presencia de otros transgénicos no autorizados, causando daños ambientales graves o irreversibles, de acuerdo con la autoridad

Redactado por: Staff

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) revocó el permiso de liberación al ambiente de soya genéticamente modificada para los estados de Tamaulipas, San Luis Potosí, Veracruz, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, debido a que la empresa Monsanto no cumplió con la obligación de establecer los controles necesarios para garantizar las medidas de bioseguridad, control, manejo y prevención de riesgos por la liberación de este OGM al ambiente, lo que provocó que soya transgénica propiedad de esta transnacional se sembrara y cultivara en miles de hectáreas, y por varios años, fuera de los polígonos autorizados.
Organizaciones ambientalistas afirmaron que antes de la revocación del mes pasado, mediante el oficio B00.05.-05692 con fecha del 16 de mayo de 2017, el Senasica determinó someter a revisión el permiso concedido en 2012 a Monsanto Comercial S. de R.L. de C.V., debido al hallazgo de material transgénico en muestras recolectadas en 2016 por la Dirección General de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera en zonas no autorizadas del estado de Campeche y analizadas por el Centro Nacional de Plaguicidas y Contaminantes.
Dijo que estos análisis oficiales no solo demuestran la presencia en zonas no autorizadas de la soya transgénica evento MON-04032-6 -para el cual se le concedió el permiso a Monsanto- sino que también revelan la presencia de un OGM adicional que no ha sido autorizado en México y que también es propiedad de esta empresa. Se trata de la soya transgénica evento MON 89788-1, lo cual es doblemente grave; es un OGM no autorizado hallado en una zona no autorizada.
Explicaron que en el oficio B00.-282 el Senasica demuestra que Monsanto tenía conocimiento pleno sobre estas liberaciones ilegales, ya que la empresa que comercializó estas semillas, Comercializadora Mayorista del Golfo (CMG), se encuentra entre las distribuidoras de la marca Soya Solución Faena con licencia concedida por Monsanto y referida por éste en el permiso concedido 007_2012 como "Bodega de distribución para su venta al agricultor en las regiones de la Península de Yucatán".
Esto obligaba -continua el Dictamen- a la transnacional a tener un pleno control sobre la distribución de este centro, y la hace legalmente responsable, de acuerdo con el artículo 141 de la Ley de la Propiedad Industrial: "El uso de la marca por el usuario que tenga concedida licencia inscrita en el Instituto, se considerará realizado como por el titular de la marca", en este caso, Monsanto.
Debido a éstas y otras faltas cometidas por Monsanto Comercial S. de R.L. de C.V., calificadas como causantes de daños graves y/o irreversibles, el Senasica ha resuelto revocar, por medio de su Dirección en Jefe, el permiso 007_2012 de liberación al ambiente de soya transgénica en siete estados de la República.
Lo anterior demuestra que las comunidades indígenas mayas, las organizaciones ambientalistas y de DDHH, así como las instituciones como la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), y el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), han tenido la razón del 2012 a la fecha, al afirmar que en México hay una grave falta de bioseguridad en el manejo de los transgénicos por parte de las empresas y sus distribuidores, que podría llevarnos, y de hecho nos llevó, a consecuencias desastrosas e irreversibles para el medio ambiente y la población en general.
Dadas estas condiciones sería una irracionalidad de consecuencias devastadoras mantener o emitir permisos para otras liberaciones de OGM, y esto aplica no solo para soya sino para cualquier otro, especialmente el maíz y el algodón, de los cuales México es centro de origen. Por todo esto, hacemos un llamado a las autoridades administrativas, legislativas y judiciales, a promover una renovación total del sistema de bioseguridad mexicano, a suspender toda posibilidad de cultivo de TRANSGÉNICOS en México, y en lo inmediato, particularmente al Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito, a confirmar este viernes 24 de noviembre, la vigencia de la medida precautoria que ha mantenido suspendida la siembra de maíz transgénico en México.