Los compromisos hechos por México respecto al combate al cambio climático pueden ser alcanzados: INECC

El cambio climático es la principal amenaza para la humanidad: Rafael Pacchiano

Redactado por: Ulises García

La directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), María Amparo Martínez, destacó que los compromisos hechos por el país respecto al combate al cambio climático pueden ser alcanzados y mejorados con la participación vigilante, responsable, inteligente y constructiva de los diversos sectores de la sociedad.

Durante el “Segundo Encuentro Nacional de Respuestas al Cambio Climático: Innovación en Ciencia y Tecnología”, señaló, la también doctora, que el objetivo es generar un espacio para reflexión, de intercambio de ideas, experiencias y conocimientos, proyectos e ideas en materia de innovación y desarrollo tecnológico para el cambio climático, así como fomentar un diálogo abierto sobre el potencial de México en el tema y de los instrumentos de política pública que se cuentan para ello.

“La naturaleza global del cambio climático se manifiesta en la alteración de los promedios planetarios de la temperatura y concentraciones atmosféricas, en la sedificación, temperatura y nivel del mar, en las masas de hielo en las regiones polares y montañas, y en la biología de los organismos, en fenómenos sociales, de salud y climatológicos extremos”.

Sin embargo –dijo Martínez- el cambio climático no es el único responsable de los problemas que aquejan a la sociedad, por el contrario, es una consecuencia. Los impactos económicos y sociales del cambio climático agravarán las crisis ya existentes y pueden conducir a callejones sin salida sino se implementan cambios radicales en la educación, cultura de producción, consumo y forma de desarrollo.

“México, como un país altamente vulnerable al cambio climático ha respondido con acciones como lo hizo con la promulgación, en 2012, de la Ley General de Cambio Climático y su implementación al año siguiente”, resaltó.

Abundó que los instrumentos de política de Estado, creados por la ley ya mencionada, llevaron a una reestructuración institucional y transversal, con obligaciones para cada uno de los órganos de gobierno y de representación, constituyéndose como una de las mayores fortalezas para la implementación de respuestas frente al cambio climático.

Mencionó que el INECC tiene cuatro años de existencia, “en los cuales se ha beneficiado de la experiencia y logros de su antecesor, así como de la experiencia de otros organismos de investigación y generación de conocimiento del Estado Mexicano, como la CONABIO, CONANP, entre otros”.

Durante este tiempo –refirió María Amparo Martínez- hemos desarrollado líneas de transversal dentro del gobierno federal y con estados y municipios de todo el país, así como con instituciones académicas y de investigación, con organizaciones sociales, con el sector privado, agencias internacionales, gobiernos entre otros.

Asimismo, el titular de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano, advirtió que el cambio climático es la principal amenaza para la humanidad, “por lo que desde el arranque del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se ha fijado como una de las grandes prioridades en la agenda ambiental”.

Resaltó que “el cambio climático y su combate en el país juega un papel de liderazgo a nivel mundial, lo es desde hace décadas cuando México ratificó el Protocolo de Montreal y es uno de los principales impulsores y en ratificar el Acuerdo de París”.

Comentó que México predica con el ejemplo, “el gobierno de la República ha trabajado a favor de la generación de energías limpias, cuando empezó esta administración generábamos menos del 15% de energías a partir de energías renovables y en la actualidad estamos cerca del 20% y en los siguientes dos años vamos a alcanzar una generación de hasta un 30%, y estamos seguros que para el 2024 cumpliremos con el mandato que fija la Ley de Transición Energética , y en ese año estaríamos generando hasta el 35% de nuestra energía a partir de energía renovable y todo esto es gracias a la reforma energética”.

Recordó que durante el aniversario 30 del Protocolo de Montreal se anunció que en el país se han eliminado el 99% de las sustancias que agotan la capa de ozono y que también tienen influencia importante sobre el cambio climático, que además se cuenta con una estrategia que busca contribuir con la mitigación de gases de efecto invernadero y también a cumplir con un objetivo que se fijó en París, que es la de llegar a tasa de desforestación cero para el 2030.

“Está administración ha alcanzado un 90% de la meta que nos fijamos de poder reforestar un millón de hectáreas pero también en tener una supervivencia de hasta del 70% de todos los árboles que sean plantados”.

El gobierno de la República está comprometido con el combate al cambio climático y se hace a través de la Estrategia Nacional de Cambio Climático, y que al día de se refuerza con la adopción de estrategias estatales, y trabajamos con otras medidas para reducir la vulnerabilidad de los sistemas naturales y humanos ante los efectos reales o esperados de un cambio climático.

Señaló que estos planes contemplan temas como el género, juventud, agua y adaptación basada en los ecosistemas, e insistió que el combate al cambio climático es un trabajo de todos, “no solamente del sector ambiental”.

Señaló que a 100 años de que el presidente Carranza decretara la primera área natural protegida federal, y que fue el Desierto de los Leones, y que hoy (27 de noviembre) es la publicación del decreto en donde se extiende al área de protección en el archipiélago de Revillagigedo ya se cuenta con el área marina totalmente protegida más grande de América del Norte.

En el uso de la voz el vicealmirante César Carlos Preciado, director general de Investigación y Desarrollo de la Secretaria de Marina, indicó que México posee más de 3 millones de kilómetros cuadrados (km2) de aguas nacionales y más de 11 mil km2 de costas, por lo que los marinos estamos comprometidos con el combate al cambio climático ya que representa una amenaza al favorecer el incremento de ciclones tropicales, frentes fríos e inundaciones que ocasionan la pérdida de vidas y altos costos socioeconómicos al afectar a sectores estratégicos y a los ecosistemas, además de poner en riesgo a la biodiversidad que alberga el país.

Julia Tagüeña, directora adjunta de Desarrollo Científico del CONACyT, argumentó que este evento “forma parte de una campaña importante para combatir con la sociedad el cambio climático”.

Tagueña resaltó que “la voz de los científicos en los problemas que atañen en el mundo, como en el caso del cambio climático son los científicos quienes nos han alertado y se han vuelto en algo fundamental en la toma de decisiones. La comunidad está deseosa en participar y de ser aprovechada por los gobiernos y tener, por lo menos, algo claro sobre qué es lo que está pasando con los fenómenos naturales, con la serie de problemáticas que tienen que ver con nuestra calidad de vida y con la protección del medio ambiente”.

Destacó que CONACyT tiene 81 redes temáticas, “muchas de ellas tienen que ver con el tema del cambio climático o tendrían que ver directamente con él; hay 7 mil investigadores en estas redes, que también son miembros de la red de investigadores que están deseosos de ser asesores en cualquier tema que sea de importancia para el país”.

En cuanto al tema legislativo, coincidieron el diputado Javier Herrera y la senadora Silvia Garza en que “hay pendientes en el poder legislativo”, como el de adecuar la Ley General de Cambio Climático con el acuerdo de París, que se encuentra en San Lázaro, o la Ley General, Integral y Sustentable de las Costas Mexicanas, en el Senado.

Silvia Garza subrayó que “son 17 estados del país que tienen costas y que las acciones que dejará de hacer Estados Unidos impactarán fuertemente el aumento de temperatura y en estas entidades, pero México tiene que tener la delantera, el país es un líder mundial en esta materia, necesitamos una alianza fuerte que trascienda lo que vendrá después del 2018, sea lo que sea lo que el ciudadano decida”.

Finalmente, María Amparo Martínez recalcó que los compromisos hechos por el país pueden ser alcanzados y mejorados con la participación vigilante, responsable, inteligente y constructiva de los diversos sectores de la sociedad, y que esta tarea es parte de un esfuerzo que está haciendo toda la humanidad y constituye una oportunidad para nuestro país para construir un futuro más justo, equitativo y sustentable.