Reintegra Profepa en su hábitat a 68 ejemplares de perico atolero que serían comercializados ilegalmente en Guerrero

Las aves fueron recuperadas durante un operativo de inspección y vigilancia el pasado 30 de Julio de 2017, donde se aseguraron 99 ejemplares de Perico Frentinaranja (Aratinga canicularis o Eupsittula canicularis), pero debido al alto grado de estrés y sin ser alimentados por un largo período, lograron sobrevivir 68

Redactado por: Staff

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) liberó hoy 68 ejemplares de Perico Atolero (Aratinga canicularis o Eupsittula canicularis), especie listada en la categoría de Sujeta a Protección Especial (Pr) en Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.
Las aves fueron recuperadas durante un operativo de inspección y vigilancia el pasado 30 de Julio de 2017, cuando personal de la PROFEPA, en coordinación con la Policía Estatal, llevaron a cabo el aseguramiento de 99 ejemplares del también conocido como Perico Frentinaranja (Aratinga canicularis o Eupsittula canicularis), los cuales eran transportados por dos personas en un vehículo sobre la carretera federal México-Acapulco.
Los sujetos que transportaban los pericos fueron puestos a disposición del Ministerio Público de la Federación, quien determinó que los ejemplares quedaran en guardia y custodia de la autoridad ambiental.
Los inspectores de PROFEPA procedieron a su traslado al Zoológico Zoochilpan, donde recibieron la alimentación y cuidados veterinarios necesarios para su supervivencia.
Debido a que los ejemplares fueron encontrados con un alto grado de estrés por el hacinamiento en que eran transportados, además de que no habían recibido alimento por un largo período, de los 99 sólo lograron sobrevivir 68 de ellos, los cuales fueron liberados en la IX Región Militar, ubicada en el interior del Parque Nacional El Veladero, con la finalidad de que los ejemplares se reincorporaran a su hábitat natural.
La PROFEPA, para combatir el tráfico ilegal de vida silvestre, realiza operativos de inspección y vigilancia en todos los eslabones de la cadena de tráfico ilegal (extracción, transporte, acopio y comercialización), y se coordina con diferentes instituciones como la Procuraduría General de la República, Policía Federal, Policía Federal Ministerial, Policías Estatales y Municipales para frenar dicha ilícita actividad.
La PROFEPA exhorta a la ciudadanía a NO adquirir ejemplares de vida silvestre sin la documentación que acredite que provienen de aprovechamientos sustentables autorizados o que fueron legalmente importados, y recuerda que ningún ejemplar de ave correspondiente a la familia Psittacidae o psitácido (loros, pericos y guacamayas), cuya distribución natural sea dentro del territorio nacional, puede ser sujeto de aprovechamiento extractivo con fines de subsistencia o comerciales.
Con estas acciones, la PROFEPA consolida su compromiso por la protección, conservación y cuidado de la biodiversidad del país.